Los guanches veneraban la imagen de la Virgen de la Candelaria en la cueva de Achbinico antes de que la isla de Tenerife fuese conquistada por la Corona de Castilla, y allí mismo se organizó posteriormente su culto, en la que sería conocida como cueva de San Blas. Se hallaba bajo la jurisdicción del obispo de Canaria, por lo que era el clero secular...
Categorías: Textos
Comentarios: 1

 

La imagen mariana venerada por los aborígenes, perdida en el aluvión de 1826, era como se sabe una escultura de bulto redondo cuyo mejor testimonio —al margen de las representaciones pictóricas y escultóricas que de ella se conservan— es la descripción realizada por Espinosa, a la que remitimos. Como explicaremos más adelante, pronto comenzó a recibir vestidos...
Categorías: Textos
Comentarios: 0

 

Uno de los rasgos que caracteriza el estudio de las devociones es su relación con acontecimientos que favorecieron o imposibilitaron su desarrollo, de modo que en ellos se encuentra la clave de lo sucedido a posteriori y de los éxitos que tal medida brindaba a los implicados en promover su adelanto...
Categorías: Textos
Comentarios: 0

 

Los vínculos que a lo largo de los siglos se han establecido —en cualquiera de sus vertientes— entre Canarias y la América Hispana, son sin duda un apartado de singular importancia para la historiografía de ambas orillas. Un simple repaso bibliográfico ya nos ofrece un elevado número de referencias que abarcan...
Categorías: Textos
Comentarios: 0


Cuando en 1913 José Rodríguez Moure publicó el libro Historia de la devoción del pueblo canario a Nuestra Señora de Candelaria concibió un capítulo exclusivo para recoger varias piezas literarias dedicadas a enaltecer a la patrona. Este apartado lo tituló bajo el apelativo «Corona poética», aseverando en unas breves notas preliminares...

Categorías: Textos
Comentarios: 0

La desaparición del primitivo icono de la Virgen en 1826 propició que los frailes dominicos adquirieran pronto una efigie para presidir las funciones celebradas en su iglesia conventual de Candelaria, objeto de atención aún para multitud de fieles que acudían al sur de Tenerife con el fin de tributarle culto en concurridas romerías o peregrinaciones...
Categorías: Textos
Comentarios: 0
Al palmero le ha sido dado el arte de manipular el tiempo: cuenta y se emociona por lustros, medida que contribuye a perpetuar la originalidad de las Bajadas, ese mediodía lustral que nos divide por cinco la edad y nos multiplica por cinco la ilusión a lo largo de cuatro años de víspera. No tengo 85 años sino tan sólo 17 lustros...
Categorías: Firmas
Comentarios: 0

 

“(...) ¿Qué son los Enanos? De ellos puede decirse mucho: un prodigio de inocencia, originalidad e ilusión: puede decirse con Nervo: quien los vio no los puede jamás olvidar. De ellos puede decirse todo, menos decir qué son. Porque no basta describir y decir que hay un premioso paseo de treinta magos cansados, o frailes agobiados, o astrólogos lentos,...
Categorías: Firmas
Comentarios: 1
Es la medida del tiempo que mejor nos representa a los palmeros. Decimos: dentro de una bajada, hace diez bajadas, en la próxima bajada, es su primera bajada... El palmero cuenta su vida por lustros y por lustros se reconoce y organiza sus recuerdos, sus fotografías, su memoria…
Categorías: Firmas
Comentarios: 1
Del extraordinario fervor que los hijos de La Palma han tributado secularmente a la Virgen de las Nieves, da cuenta el autor anónimo de la crónica de la Bajada de la Virgen de 1765, quien en los preliminares de su Descripción confesaba: «Vaxa a esta feliz Ciudad esta Ymagen protectora y recívenla sus moradores, no como anhelan sus almas, sí como alcanzan sus fuerzas»...
Categorías: Firmas
Comentarios: 0