Yrichen confía en la implantación de la figura de los ayudantes TIC's en Canarias

Varios centros educativos de Telde consiguen que sean jóvenes alumnos los que ayuden a otros a hacer un uso adecuado de las nuevas tecnologías, según se ha expuesto en las I Jornadas de adicciones sin sustancias organizadas por la Fundación Yrichen.

Canarias - 09/05/2016 Redacción web RTVC
Imagen cedida a RTVC de los participantes de la I Jornadas de Adicciones sin sustancias. Imagen cedida a RTVC de los participantes de la I Jornadas de Adicciones sin sustancias.
Las primeras jornadas de adicciones sin sustancias organizadas en Gran Canaria han concluido con la presentación de "Red Click", un consorcio nacional de entidades involucradas en la formación prevención y tratamiento de las adicciones a la tecnología.

La Asociación Punto Omega y la Fundación Canaria Yrichen son los impulsores de una iniciativa a la que se han sumado la Universidad de Valencia, la Fundación Alia2, la Red Singular Factory e Inventiaplus, dos empresas tecnológicas de Gran Canaria.

Las jornadas que se celebraron desde el pasado viernes hasta ayer domingo contaron con el testimonio de los ayudantes TIC 's, una figura en manos de jóvenes estudiantes que orientan a otros sobre el uso adecuado de las nuevas tecnologías.

El psicólogo, docente de Secundaria y profesor asociado de la Universidad Camilo José Cela, José Antonio Luengo, aseguró que la comunicación entre menores es la mejor forma de combatir el mal uso de los teléfonos móviles y concienciar sobre los riesgos de Internet. Luengo trabajó con el Defensor del Menor de Madrid, lo que le permitió en 2011 desarrollar esta idea e implantarla en centros escolares y entidades como la asociación Punto Omega y, desde noviembre de 2015, a la Fundación Canaria Yrichen, que lo ha implementado en varios institutos de Telde.

Los docentes, que han participado durante este curso, valoraron el proyecto piloto como medio de maduración y crecimiento personal del alumnado: "No nos podíamos creer que fueran los mismos alumnos de unos meses antes. Han madurado, han crecido, hasta se han planteado algunos continuar con sus estudios", comentó Luis Díaz, del IES Antonio Cabrera.

"Este proyecto brinda la ocasión perfecta para que entre el grupo surja una mayor cohesión, pues los chicos tienden a dividirse en varios subgrupos. No hay diferencia generacional, por lo que el impacto del mensaje es muchísimo mayor que si lo contara un profesor. Además, nos ha permitido trabajar valores como el respeto a la diferencia, la solidaridad y la cooperación", destacó Oiana Ynchausti, docente de Francés del IES Jinámar I, que junto a los IES Guillermina Brito, Antonio Cabrera Pérez y los CEIP Juan Negrín y Marpequeña viven este curso una experiencia que califican de motivadora.

Para David Sánchez, técnico de prevención y responsable de sensibilización en centros escolares de Yrichen, "la posibilidad de dar el protagonismo a los 'pibes' y que sean ellos los que hablen con sus iguales, más la satisfacción de ver el resultado en los chicos, es lo más estimulante de esta experiencia piloto", que confía que pueda implantarse en otros municipios del Archipiélago, dado el interés mostrado por las consejerías de Educación y Sanidad del Gobierno de Canarias.