Vídeo: Los chuchos amarillos, en peligro

La Asociación Amigos de los Tiburones y Rayas (Atiracan) denuncia el corte de aletas en ejemplares que han sido hallados muertos en aguas canarias.

Canarias - 13/09/2017 EFE
La Asociación Amigos de los Tiburones y Rayas (Atiracan) ha alertado de que se está extendiendo la práctica de cortar las aletas al pez Chucho amarillo para su consumo por parte de pescadores furtivos, tras haber hallado un ejemplar muerto en Playa Honda, en Lanzarote.

La asociación ha pedido a la Viceconsejería de Pesca del Gobierno canario que tome medidas sobre una práctica, que, según este colectivo, la llevan a cabo ciudadanos orientales residentes en las islas.

El coordinador de Atiracan, Jesús Rodas, ha informado de la asociación cada vez recibe más alertas sobre esta práctica que también han detectado en las costas de Gran Canaria, en concreto en zonas de Bañaderos, Arucas, y Agaete.

El Chucho amarillo (Dasyatis pastinaca) es una especie desprotegida en Canarias y se encuentra en todas las islas en fondos arenosos y rocosos.

Desde la viceconsejería de Pesca del Gobierno canario se ha anunciado la elaboración de un nuevo catálogo de captura de tallas mínimas que servirá para proteger a los chuchos.