Vídeo: Ataúdes comunales en Canarias, testigos silenciosos del pasado

Hasta fechas relativamente cercanas era habitual el uso de ataúdes comunales en las zonas de medianías. Féretros que eran utilizados por los vecinos para transportar al difunto hasta el cementerio local.

Canarias - 09/10/2015 Redacción TelevisiónCanaria
La pobreza y las duras condiciones de vida durante el siglo XIX en Canarias convirtieron el uso del ataúd en los entierros en un lujo que muy pocos se podían permitir.

Especialmente en los pueblos y zonas de medianías era costumbre utilizar ataúdes comunales. Féretros que eran utilizados por los vecinos para transportar al difunto desde su casa hasta el lugar de enterramiento, donde era sepultado únicamente con la mortaja.

Una vez cumplida su función era guardado de nuevo en un punto localizado, generalmente cuevas alejadas del núcleo poblacional -por respeto y quizás también por miedo-, hasta que fuera de nuevo requerido por alguna familia.

Aún hoy se conservan ataúdes comunales, auténticos símbolos de una vida casi olvidada, en localidades de las islas como Teno (Tenerife), y Tasartico y Ayagaures (Gran Canaria).

El pueblo de Los Llanillos (El Hierro) todavía conserva el ataúd comunal. En una zona despoblada y alejada del núcleo se construyó la denominada "casa del ataúd", donde se guarda en la actualidad como reliquia de un pasado no muy lejano.

Una parte poco conocida de la historia que, pese al paso de los siglos, sigue muy presente.