SUCESOS / GRAN CANARIA

Vecinos de Mogán retienen al autor de un incendio forestal por una barbacoa

El hombre ya detenido poor la Guardia Civil estaba acampado en la zona del Draguillo Alto e intentó hacer una barbacoa a pesar de la prohibición por las altas temperaturas.

Canarias - 7/15/2020 Redacción Televisión Canaria
Vecinos del barrio del Draguillo del municipio de Mogán en el sur de Gran Canaria retuvieron anoche al presunto autor de un incendio forestal en el barrio y que logró ser controlado por personal del Cabildo de Gran Canaria.

El hombre, de 38 años y con antecedentes penales, fue detenido por agentes de
la Guardia Civil de Puerto Rico-Mogán, en Gran Canaria, como presunto autor de un delito de incendio en zona no forestal, por el fuego ocurrido la misma noche en la zona de Draguillo Alto.

La actuación policial comenzó en torno a las 21:50 horas, cuando vecinos del Draguillo informaron a las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado de un incendio que se produciendo en una ladera cercana, y que afectaba a unos 100 metros de monte y matorrales.

Fueron los mismos vecinos quienes retuvieron al presunto autor del incendio hasta la llegada en primera instancia de los agentes de la Policía Local, quienes lo detuvieron hasta la llegada de la Guardia Civil.

En base a las primeras diligencias policiales realizadas, el detenido se encontraba acampado en la zona porque no dispone de otro lugar donde residir, y al iniciar una barbacoa para comer perdió el control sobre el fuego, siendo en principio una imprudencia a pesar de que en la fecha de ocurrencia la isla tiene prohibido las quemas de toda índole, los fuegos artificiales y el uso de barbacoas portátiles en el monte y zonas forestales por alto peligro de incendio.

El detenido permanece custodiado en dependencias policiales hasta pasar a disposición del correspondiente Juzgado, en funciones de guardia, de la localidad de Maspalomas en el plazo máximo de 72 horas.

En aproximadamente una hora el fuego estuvo controlado, para seguidamente pasar a las labores de extinción.

Para realizar los trabajos se movilizaron efectivos del Consorcio de Emergencias de Gran Canaria, así como de Presas, Bravo, agentes de Medio Ambiente o Protección Civil, entre otros.

Los incendios forestales están castigados con penas de prisión de uno a cinco años y multa de doce a dieciocho meses, además de las consiguientes responsabilidades civiles que puedan derivarse de los daños causados por el incendio.

Los incendios en zonas de vegetación no forestales, que perjudiquen gravemente el medio natural, serán castigados con penas de prisión de seis meses a dos años y multa de seis a 24 meses.

Para más detalles pueden ponerse en contacto con la Oficina de Prensa de la Comandancia de la Guardia Civil de Las Palmas, teléfono de contacto 928320400, extensión 206.