SUCESOS / GRAN CANARIA

Una mujer se enfrenta a ir a la cárcel tras huir después de atropellar a un ciclista

La conductora discutió con el accidentado, en una carretera de Gran Canaria, sin bajarse de su vehículo y se marchó del lugar, siendo gracias a un testigo que el ciclista fue auxiliado.

Canarias - 3/14/2019 EUROPA PRESS
Rotona en la GC-500 Rotona en la GC-500
El Grupo de Investigación y Análisis del Tráfico (GIAT) del Subsector de la Agrupación de la Guardia Civil de Las Palmas investigó a una mujer como presunta autora de un delito de omisión del deber de socorro después de que se saltara un Stop en la GC-500, atropellara a un ciclista y abandonara el lugar sin socorrerlo.

El delito de omisión del deber de socorro está castigado, en caso de accidente por imprudencia, con penas de prisión de seis meses a cuatro años, según el artículo 195.3 del Código Penal.

El accidente tuvo lugar sobre las 10.00 horas del pasado 1 de febrero, en el cruce del kilómetro 35 de la vía, cuando la mujeres, supuestamente tras saltarse una señal de Stop, atropelló a un ciclista que resultó gravemente herido y que requirió hospitalización durante cinco días.

Posteriormente, la conductora abandonó el lugar sin prestar el debido socorro al atropellado y sin requerir auxilio, siendo finalmente asistido por otros usuarios de la vía y por los recursos sanitarios que acudieron al lugar.

Asimismo, la Guardia Civil ha explicado que, en un primer momento, la conductora discutió con el accidentado sin bajarse de su vehículo y se marchó del lugar, siendo gracias a un testigo que el ciclista fue auxiliado.

Tras el siniestro vial la pareja sentimental del ciclista denunció el hecho ante la Guardia Civil del Destacamento de Maspalomas, comenzando el GIAT la investigación, siendo importante para esclarecer el hecho las manifestaciones de varios testigos.

Por último, las pesquisas dieron como resultado la investigación de la mujer por el delito de omisión del deber de socorro, castigado en caso de accidente por imprudencia con penas de prisión de seis meses a cuatro años, según el artículo 195.3 del Código Penal.