EMGERGENCIA SANITARIA

Un estudio pide reducir la convivencia de jóvenes y mayores para parar la pandemia

La población más mayor sería la mas vulnerable a los contagios dentro de casa y los más jívenes la correa de transmisión dentro de los domicilios.

España - 4/14/2020 EUROPA PRESS
Miembros de Protección Civil de Oviedo reparten mascarillas este martes a la entrada del Hospital Central de Asturias (HUCA), en Oviedo. EFE/J.L. Cereijido Miembros de Protección Civil de Oviedo reparten mascarillas este martes a la entrada del Hospital Central de Asturias (HUCA), en Oviedo. EFE/J.L. Cereijido
Un estudio, elaborado por el Centre d'Estudis Demogràfics (CED) de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), ha apuntado como uno de los condicionantes de vulnerabilidad al Covid-19 a la mezcla de juventud y vejez que conviven en los hogares españoles.

La investigación, que ha simulado la mortalidad por 100.000 habitantes, usando datos del padrón de habitantes, ha indicado que en todas las provincias los contagios dentro de los domicilios podrían provocar más muertes que fuera de ellos, si todos los integrantes se contagiaran, siendo más del 75% mayores de 65 años y habiendo sido infectados por menores de esa misma edad, según ha informado la UAB este martes en un comunicado.

Otro de los condicionantes a la vulnerabilidad del virus sería la edad: de esta manera, la población más mayor sería la mas vulnerable a los contagios dentro de casa, y la ciudadanía más envejecida, que se encuentra en provincias como Zamora, Lugo, Ourense y Salamanca, registraría el doble de mortalidad por 100.000 habitantes que en otras áreas españolas con una media más joven como Las Palmas, Almería, Ceuta y Melilla.

Estos dos factores --composición de los hogares y la edad de la población-- "resultan determinantes para entender la mortalidad diferencial" que puede darse en provincias ante un mismo porcentaje de personas contagiadas.

Mientras en las ciudades autónomas, el 80% de las defunciones por contagios dentro de casa estaría inducidos por personas por debajo de los 65, en Zamora sería del 50% y en provincias de Madrid y Barcelona estaría alrededor del 65%.

Por esta razón, los responsables del trabajo han situado con "un papel muy importante" a la población joven y en edad activa, que tiene pocas probabilidades de morir por la pandemia, como correa de transmisión dentro de los domicilios.

Los investigadores han pedido que a la hora de tomar medidas para mitigar los efectos del coronavirus se tengan en cuenta estos parámetros, así como que "los modelos epidemiológicos deberían incorporar con más intensidad datos demográficos y de los hogares", con la finalidad de evitar la propagación de la enfermedad entre la gente mayor.