Un aguacero de dos horas provoca daños en Arrecife y bloquea las entradas a la ciudad

La caída de apenas 14 litros en un corto espacio de tiempo siembra el caos en varios puntos de la capital.

El Tiempo - 4/19/2020 EFE
El puente de acceso a Arrecife (Lanzarote) desde la zona norte y la salida hacia el sur de la isla han permanecido este sábado cerrados al tráfico durante más de cuatro horas tras quedar anegado de agua como consecuencia del aguacero que ha caído sobre la ciudad.

Según datos de la estación publiométrica del Aeropuerto César Manrique-Lanzarote, entre las 12.00 y las 15.00 horas, periodo en el que cayeron las lluvias más importantes, se registraron 13,7 litros por metro cuadrado.

Aunque las lluvias han afectado a otras importantes poblaciones de la isla, como Playa Honda, en el municipio de San Bartolomé, o la zonas turísticas de Puerto del Carmen, en Tías, y Costa Teguise, en Teguise, la más afectada ha sido la capital, Arrecife.

El coordinador del Consorcio de Seguridad y Emergencia de Lanzarote, Enrique Espinosa, ha señalado a Efe que aunque se registraron incidentes de poca importancia en Playa Honda, Puerto del Carmen y en el Pueblo Marinero, de Costa Teguise, la mayor parte de los servicios se llevaron a cabo en Arrecife, donde los efectos del aguacero se hicieron notar más.

Varios puntos bajos de la capital de la isla, como Cuatro Esquinas, o las zona próximas a las calle Triana o Juan Negrín, así como la zona de la calle Portugal, donde un garaje se anegó con agua hasta 80 centímetros de altura, fueron las más afectadas, al acumularse en poco rato una gran cantidad de agua, procedente de los barrios más altos de la ciudad.

Espinosa ha señalado que la escasez de tráfico, consecuencia de la situación generada por el estado de alarma, ha facilitado la labor de los equipos de emergencia, que ha dispuesto de una mayor capacidad de movimiento.

Fuentes de los servicios de emergencia han señalado que el aguacero provocó que en estos puntos saltaran varias tapas de alcantarilla y que el sistema de saneamiento no fuera suficiente para absorber la gran cantidad de agua acumulada, que inundó varios sótanos de la zona.

La gran acumulación de agua provocó también que algunos vehículos quedaran paralizados en medio de los grandes charcos que se formaron en algunos puntos de la capital.