Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Un 62% de españoles aboga por medidas más exigentes para frenar la COVID

El paro vuelve a ser el principal problema para los ciudadanos por delante de la crisis económica y el coronavirus, aunque la preocupación por este último crece.

España - 7/15/2020 EFE
Varias personas en los alrededores del mercado del barrio de Collblanc de LHospitalet (Barcelona), uno de los tres barrios de la segunda ciudad catalana en los que el Govern ha endurecido las medidas restrictivas debido a los rebrotes de covid-19. EFE/Andreu Dalmau Varias personas en los alrededores del mercado del barrio de Collblanc de LHospitalet (Barcelona), uno de los tres barrios de la segunda ciudad catalana en los que el Govern ha endurecido las medidas restrictivas debido a los rebrotes de covid-19. EFE/Andreu Dalmau
La inmensa mayoría de los españoles cree que las medidas que se han tomado para frenar la pandemia del coronavirus han sido necesarias, pero seis de cada diez considera que, ante la evolución actual de la situación, habría que adoptar algunas de control y aislamiento más exigentes.

Así se desprende del último barómetro publicado este miércoles por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) cuyo trabajo de campo se realizó entre el 1 y el 9 de julio, y en el que casi el 97 % de los entrevistados afirma sentirse muy o bastante preocupado con los efectos de esta crisis sanitaria.

De hecho, el 88,9 % está convencido de que es conveniente abordar reformas en la sanidad española, sobre todo dedicar más recursos económicos (97 %), aumentar las plantillas (96,2 %), incrementar las instalaciones y los recursos dedicados a prevenir y abordar las pandemias (92,9 %) y reforzar la coordinación entre comunidades (92,6 %).

Un 78 % vaticina que las consecuencias económicas y laborales van a ser "muy graves" frente al 18,1 % que piensa que solo van a ser "algo graves" y el 1,7 % que las rebaja a "poco graves".

Lo que más les preocupa en estos momentos son los estragos sobre la salud, que nombran el 44,7 %, frente al 26,5 % que le inquietan más los efectos de la crisis sobre la economía y el empleo.

Y, tal y como está evolucionando la situación del coronavirus en España, el 62,3 % muestra su convencimiento de que hay que tomar medidas de control y aislamiento más exigentes, casi el doble del 32,7 % que considera que podemos continuar como estamos ahora.

En su edición de julio, el CIS vuelve a preguntar a los ciudadanos si han tenido que acudir a los servicios sanitarios por tener síntomas que les llevaban a pensar que estaban infectados, pero el 92,7 % dice que no ha tenido que hacerlo.

De los que sí lo hicieron, el 46,9 % optó por la atención primaria; el 25,9 % al teléfono (900) habilitado por cada comunidad para estos casos; el 14,5 % al 061/112 y el 14 % a las urgencias del hospital.

La atención, que fue recibida el 75 % de las veces por teléfono, es valorada como buena o muy buena por ocho de cada diez españoles.

Al 71 % de estas personas se le recomendó guardar medidas de aislamiento, aunque la prueba se le realizó solo al 57,5 % frente al 42,1 % que asegura que se le practicó el test.

En el 69,8 % de los casos, el diagnóstico fue negativo y solo en un 28,1 %, positivo. De ellos, el 63 % pasó la enfermedad en casa con síntomas leves y un 25 % en el hospital.

El paro, el principal problema

El paro vuelve a ser el principal problema para los ciudadanos por delante de la crisis económica y el coronavirus, aunque la preocupación por este último crece, según el barómetro publicado este miércoles por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

El sondeo, realizado entre los pasados 1 y 9 de julio, señala que para 34,6 por ciento de los encuestados el paro es el mayor problema que existe actualmente en España, un porcentaje superior al 32,5 por ciento registrado en junio.

La economía se sitúa ahora en segundo puesto frente al primero que ocupó en la encuesta anterior con un porcentaje del 29,3 por ciento (un 35,1 % en junio) y la preocupación por el coronavirus se mantiene en tercer lugar con un 28,4 por ciento, lo que supone tres puntos más con respecto al mes pasado, en el que se situó en el 25,1 por ciento.