Las residencias se ven obligadas a reducir plazas.

ULL y los cabildos buscan viviendas para estudiantes ante la reducción de plazas por covid

La consejera de Educación del Cabildo de La Palma asegura que respaldarían a través de becas el coste de estos nuevos alojamientos, que permitan dar cobertura a las demandas de los estudiantes de las islas no capitalinas.

Canarias - 7/16/2020 EFE
La consejera de Educación del Cabildo de La Palma, Susana Machín, ha informado de que las corporaciones insulares junto con la Universidad de La Laguna estudian becar alojamientos alternativos para el alumnado ante la reducción de plazas en colegios mayores el próximo curso por el Covid.

Susana Machín ha adelantado que los cabildos han propuesto a la Universidad de La Laguna (ULL) que negocie, a través de una bolsa de viviendas o inmobiliarias, un convenio que permita compensar la pérdida de plazas alojativas que van a sufrir los colegios mayores por adaptarse a las directrices de seguridad e higiene, según ha informado el Cabildo de La Palma en un comunicado.

La consejera ha indicado que los cabildos respaldarían a través de becas el coste de estos nuevos alojamientos, que permitan dar cobertura a las demandas de los estudiantes de las islas no capitalinas que se desplazan a realizar su formación universitaria en la Universidad de La Laguna.

Machín ha participado en un encuentro con la presidenta del Consejo Social de la ULL, María Dolores Pelayo, para abordar la situación de los colegios mayores y su adaptación a la nueva normalidad derivada de la crisis sanitaria de la Covid-19.

Además, la consejera ha visitado los cuatro colegios mayores (San Fernando, San Agustín, Santa María y la Residencia Universitaria Parque de Las Islas), junto con representantes de cabildos y con la vicerrectora de Estudiantes y Empleabilidad, Lastenia Hernández, para conocer la situación de los mismos de cara para el curso 2020-2021.

Algunos de estos centros se van a ver obligados a perder plazas de alojamiento debido, entre otros motivos, a la supresión de las habitaciones dobles y la imposibilidad de compartir baños, por lo que se prevé que pasen de 500 a 300 plazas disponibles.

Machín ha recordado que el Cabildo de La Palma mantiene un convenio de colaboración con la Universidad de La Laguna para cooperar con parte del coste de alojamiento de los estudiantes palmeros en los colegios mayores y residencias universitarias que dependen de esta institución educativa.