Pepe Álvarez visita el muelle de Arguineguín.

UGT pide una respuesta de la UE, y no solo de Canarias, al repunte migratorio

El secretario general de la UGT se ha comprometido a "trasladar a España y Europa que ésta es la frontera sur y a los migrantes hay que atenderles como personas", porque "no hay nada por encima del trato a la dignidad de un ser humano".

Canarias - 11/28/2020 EFE
El secretario general de la UGT, Pepe Álvarez, su homólogo canario, Manuel Navarro, el vicesecretario general de UGT Canarias, Paco González, y el secretario insular, Miguel Caballero a la llegada al muelle de Arguineguín en Gran Canaria, (RTVC) El secretario general de la UGT, Pepe Álvarez, su homólogo canario, Manuel Navarro, el vicesecretario general de UGT Canarias, Paco González, y el secretario insular, Miguel Caballero a la llegada al muelle de Arguineguín en Gran Canaria, (RTVC)
El secretario general de la UGT, Pepe Álvarez, quien ha visitado este sábado el campamento de inmigrantes instalado desde agosto en el muelle de Arguineguín, al suroeste de Gran Canaria, cree que la crisis migratoria que afecta a las islas debe tener una respuesta de España y Europa.

A medio plazo, Álvarez estima que, además, se hace necesaria una política "de justicia y equilibrio entre países y continentes".

Para el dirigente nacional de UGT, a quien ha acompañado a Arguineguín su homólogo canario, Manuel Navarro, elegido esta mañana casi por unanimidad, tras un año de interinidad al frente de una gestora, "Canarias no puede dar respuesta a toda esta situación" y tampoco España en solitario, "sino el conjunto de la Unión Europea", que debe comprometerse a ello.

Además de subrayar que "Canarias tiene el apoyo del sindicalismo español y del europeo", Álvarez también ha llamado la atención sobre las políticas que hay que hacer en los países de origen.

Hasta que ese trabajo de cooperación al desarrollo de frutos suficientes como para evitar que los africanos sigan saliendo del continente en busca de una vida mejor, "hay que darles una acogida digna, que no puede soportar una isla o un archipiélago" cuando logren cruzar el Atlántico y llegar a territorio europeo.

Tras su visita al muelle de Arguineguín, el secretario general de la UGT se ha comprometido a "trasladar a España y Europa que ésta es la frontera sur y a los migrantes hay que atenderles como personas", porque "no hay nada por encima del trato a la dignidad de un ser humano".

Estas personas "están padeciendo penurias en estos momentos", por lo que ha querido acercarse a este campamento para reivindicar "sus derechos y en solidaridad con ellos", y también para agradecer al personal y los voluntarios que aquí trabajan su labor, "muy importante a nivel humanitario".

Se trata de "un problema difícil" porque Europa y el mundo "está inmerso en una pandemia, que hace que se visibilice menos esta situación" pero que "es igual de dramática que la vivida hace un tiempo en el centro de Europa, en el estrecho de Gibraltar o en el mar Mediterráneo", ha apostillado.

Que "decenas de miles de personas pierdan la vida en el mar porque no llegan, o las condiciones terribles en las que llegan y cómo les tratan después me avergüenza como español y como europeo", ha dicho, por lo que su pretensión es "que haya una respuesta positiva".

"Tenemos que ser conscientes de que esto se resuelve al desarrollar políticas que permitan que estas personas puedan vivir dignamente, no sean perseguidos ni tengan que huir por razones económicas o sexuales o por otra serie de" violaciones de "derechos fundamentales que les obligan a salir de su tierra", ha aseverado.

A Álvarez y Navarro les han acompañado este sábado en Arguineguín el vicesecretario general de UGT Canarias, Paco González, y el secretario insular, Miguel Caballero.