ECONOMÍA/TURISMO

TUI achaca parte de sus pérdidas al "exceso de capacidad" en destinos como Canarias

El grupo turísitico atribuye las menores ganancias a un "verano inusualmente largo y cálido en el norte de Europa" y a la fuerte demanda de reservas a Turquía y norte de África que causó "un exceso de capacidad en otros destinos, como las Islas Canarias".

Canarias - 2/12/2019 EUROPA PRESS
TUI Group, el mayor grupo turístico del mundo, ha atribuido, como una de las razones del aumento de sus pérdidas el pasado año, a "un exceso de capacidad en destinos, como las Islas Canarias". Este exceso se ha originado tras la fuerte demanda de reservas a Turquía y norte de África o el largo y cálido verano en el norte de Europa que reduce la salida de turistas en busca de temperaturas más cálidad de las habituales.

TUI Group registró unas pérdidas netas atribuidas de 139 millones de euros en el primer trimestre de su ejercicio fiscal, finalizado el 31 de diciembre, lo que supone un 27,4% más que los 'números rojos' de 109,2 millones de euros que afrontó en el mismo periodo del anterior ejercicio.

Los ingresos del mayor grupo turístico del mundo, surgido de la fusión entre TUI y TUI Travel, ascendieron a 3.704,8 millones de euros en el primer trimestre, un 4,4% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

El resultado operativo negativo cayó un 63,8%, hasta unos 'números rojos' de 112 millones de euros durante el primer trimestre. El resultado de explotación (Ebitda) subyacente registró unas pérdidas de 83,6 millones de euros, lo que supone multiplicar por más de dos veces las pérdidas del mismo periodo del ejercicio anterior. Durante el primer trimestre, el grupo incrementó un 5,8% sus costes, hasta los 3.560 millones de euros.

El grupo TUI, que cuenta entre sus empresa participadas con la hotelera española RIU, señala que el primer trimestre del ejercicio, tras un desempeño récord en 2018, estuvo en línea con sus expectativas con un crecimiento de la facturación y volumen de negocio (+1,2% de clientes; 3,7 millones) pero con menores márgenes.

La compañía atribuye las menores ganancias del primer trimestre a un "verano inusualmente largo y cálido en el norte de Europa", unido a la fuerte demanda de reservas a Turquía y norte de África que causó "un exceso de capacidad en otros destinos, como las Islas Canarias", que fueron de la mano con menores márgenes en el negocio de viajes turísticos. Además, la libra británica se mantuvo débil ante el rechazo al acuerdo sobre el 'Brexit'.

TUI ya anunció el pasado viernes que no podrá aumentar sus ganancias subyacentes en 2019 frente a sus previsiones iniciales de lograr un crecimiento de al menos el 10% durante los tres próximos años hasta 2020.

Ante esta coyuntura, el grupo espera un impacto negativo por la debilidad de la libra en las ventas dirigidas al mercado británico que se extenderán en la segunda mitad del ejercicio (verano), y anticipa una orientación de ganancias Ebitda ajustada para el año completo, en línea con los 1.177 millones de euros de 2018. A 31 de diciembre, la deuda neta del grupo asciende a 1.832 millones de euros, dos veces menos que a cierre de 2018.

Consolidación

El consejero delegado de TUI Group, Fritz Joussen, ha defendido durante la junta de accionistas del grupo, celebrada en Hannover, que el grupo es "financieramente fuerte con un sólido posicionamiento estratégico y operativo" en un contexto en el que "las tendencias globales para el turismo permanecen intactas".

En esta línea, Joussen ha asegurado que la transformación de la compañía iniciada en 2014 para centrarse en experiencias vacacionales (hoteles, cruceros y actividades) ha demostrado ser "el enfoque correcto", pues estas unidades de negocio representan ya casi el 70% del resultado del grupo.

"Durante esta fase de consolidación en nuestro sector, es particularmente importante participar adecuadamente en el crecimiento del mercado. TUI tiene un buen posicionamiento estratégico y operativo, y la transformación del grupo como plataforma digital está avanzando. Hemos allanado el camino con nuestras inversiones en hoteles y barcos, nuestra estrategia digital y de tecnología de la información (TI) y la adquisición de la plataforma digital italiana Musement en 2018", ha afirmado en la presentación de los resultados ante los accionistas.

Por divisiones, Hotels & Resorts obtuvo un resultado positivo Ebitda subyacente de 68,7 millones de euros, un 25,2% menos con respecto a un año antes, con un 3,8% menos de ingresos, hasta los 139,3 millones de euros. Por áreas, destaca el sólido desempeño en destinos como Turquía y norte de África.

Este resultado en la división hotelera incluye la venta de tres hoteles RIU en el primer trimestre de 2018, lo que aportó unos ingresos de 38 millones de euros, acompañado de un aumento en ocupación al 76% promedio e ingresos por habitación (RevPar) con una media de 65 euros (vs 63 en 2018). Desde la fusión entre TUI y TUI Travel a finales de 2014, se abrieron 57 hoteles nuevos.

REDUCE PÉRDIDAS EN AEROLÍNEAS
En lo que se refiere a aerolíneas y touroperación, que la compañía agrupa como Markets & Airlines, redujo en un 26,5% sus pérdidas operativas subyacentes, hasta unos 'números rojos' de 178 millones de euros, con una facturación similar que ascendió a 3.061 millones de euros, un 0,8% más, con un 1,2% más de clientes.

El grupo ha subrayado que los desafíos del sector continúan, en particular, en el negocio tradicional de operación de touroperación y aerolíneas.

Por contra, su división Cruises, que opera bajo las marcas Tui Cruises, Marella y Hapag-Lloyd Cruise, registró un resultado operativo de 47 millones de euros, un 25,3% superior frente al mismo periodo del ejercicio anterior, con unos ingresos de 193 millones de euros, un 0,4% más.

Hapag-Lloyd Cruises recibirá dos barcos de lujo de expedición en 2019, mientras que venderá un tercer barco, que abandonará la flota en mayo de 2021.

SEGMENTO VACACIONAL
De su lado, Destination Experiences registró unas pérdidas operativas de 4,7 millones de euros, frente a unos 'números rojos' subyacentes de 3,5 millones de euros, para un primer trimestre en el que multiplicó por cuatro sus ingresos, hasta 158,3 millones de euros.

Holiday Experiencies registró un Ebitda subyacente de 111 millones de euros, un 11,8% menos, con un nivel de facturación de 490,6 millones de euros, casi cuatro veces más.