LOS PRIMEROS SEIS MESES PERDIÓ 1.645 MILLONES DE LIBRAS

Thomas Cook también culpa a Canarias de sus pérdidas por la reducción de las reservas

El turoperador cree que los altos precios de las Islas, el Brexit y el calor en Europa han ralentizado las reservas de los turistas británicos.

Canarias - 5/16/2019 EUROPA PRESS
Thomas Cook ha achacado el "ritmo lento" de las reservas de verano a los efectos de la eventual salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE), el conocido como Brexit, a la pasada ola de calor que ha hecho dudar a los viajeros y también a los "altos precios" de las islas Canarias. Estas explicaciones coinciden en buena parte con las del grupo turístico alemán TUI, que, entre otras razones de sus pérdidas, argumenta el exceso de oferta en Canarias

Así, ha asegurado que un entorno incierto sobre el consumo con factores como el 'Brexit' está añadiendo presión a su negocio, y ha constatado "un ritmo más lento en las reservas en todos los mercados" de cara al verano.

"Los primeros seis meses de este año se han caracterizado por un entorno de consumo incierto en todos nuestros mercados. La prolongada ola de calor del verano pasado y los altos precios en Canarias redujeron las reservas, y el 'Brexit' ha llevado a muchos clientes en Reino Unido a retrasar sus planes de vacaciones para este verano", ha afirmado el consejero delegado de Thomas Cook, Peter Fankhauser.

Así se expresó Fankhauser en la rueda de prensa de presentación de sus resultados del primer semestre de su ejercicio fiscal, que concluyó el 31 de marzo, cuando registró unas pérdidas netas de 1.645 millones de libras esterlinas (1.880 millones de euros), multiplicando por 6,6 veces los 'números rojos' de 248 millones de libras esterlinas (283 millones de euros) del mismo del anterior ejercicio.

El touroperador británico obtuvo unos ingresos de 3.019 millones de libras esterlinas (3.454 millones de euros) durante la mitad de su ejercicio, lo que supone un 6,4% menos en comparación con hace un año.

Durante el primer semestre, Thomas Cook registró unas pérdidas operativas de 1.474 millones de libras esterlinas (1.687 millones de euros), casi seis veces más.

El resultado operativo subyacente fue también negativo con unas pérdidas de 245 millones de libras esterlinas (280 millones de euros), casi cuatro veces más.

La compañía, una de las históricas del sector turístico pues fue fundada en 1841, ha explicado que sus pérdidas operativas, reflejan el impacto adverso derivado de la fusión con MyTravel por 1.100 millones de libras esterlinas (1.259 millones de euros).

El beneficio bruto de explotación subyacente (Ebitda) registró pérdidas de 136 millones de libras esterlinas (155 millones de euros), dos veces más, mientras que el resultado neto de explotación (Ebit) también negativo, con unos 'números rojos' de 71 millones de libras esterlinas (81,2 millones de euros), un 20,3% menos.

"MÚLTIPLES OFERTAS"

Fankhauser puso el valor el progreso de la estrategia de diversificación de la compañía, inmersa desde febrero, en una revisión del negocio que incluye la venta parcial o de la totalidad de su negocio aéreo Thomas Cook Group Airlines, para centrarse en el vacacional y hotelero.

Al respecto, el primer directivo ha dicho que se han recibido "múltiples ofertas" evitando concretar, entre las que figura la de Lufthansa por Condor, así como por sus divisiones británica, escandinava y española.

"Al evaluar estas ofertas, consideraremos todas las opciones para aumentar el valor para los accionistas e intensificar nuestro enfoque estratégico", ha afirmado.