FIGURA EN EL PACTO DE GOBIERNO CON UNIDAS PODEMOS

Sánchez anuncia subidas de impuestos a los tramos más altos del IRPF y a grandes empresas

El presidente del Gobierno ha afirmado que no bajará las pensiones y tampoco está en "la previsión del Gobierno" el recorte del sueldo de los funcionarios.

España - 7/2/2020 EFE
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España. (EFE) Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado subidas de impuestos en los tramos más altos del IRPF y en el de sociedades para las grandes empresas.

En una entrevista en La Sexta, ha dicho que la reforma fiscal es "inevitable" porque el porcentaje de ingresos sobre el PIB está en España siete puntos por debajo de la media de la UE y debe servir para financiar un estado del bienestar "robusto".

Por tanto, habrá subidas de impuestos en los tramos más altos del IRPF, como figura en el acuerdo de Gobierno con Unidas Podemos, para las grandes empresas -que pagan menos del 10 % en el impuesto de sociedades, ha afirmado- pero no a las pymes y habrá aumentos también en impuestos medioambientales.

Ha eludido precisar si habrá subidas del IVA y ha añadido que el impuesto a las grandes fortunas "no deja de ser un fetiche", pero si ha señalado que las "las costuras fiscales han saltado" con el gasto derivado de las coberturas para hacer frente a las consecuencias de la covid-19.

Sánchez ha afirmado que no bajará las pensiones y tampoco está en "la previsión del Gobierno" el recorte del sueldo de los funcionarios.

El presidente del Gobierno quiere que los Presupuestos Generales del Estado estén aprobados antes de fin de año: "me gustaría que fuera con el mayor número de partidos" porque "más que una geometría variable debería haber una geometría absoluta, que la unidad sea una obligación para el Gobierno y para la oposición", ha concluido.

Transparentes con los fallecidos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado que el Ejecutivo ha sido "absolutamente transparente" con las cifras de fallecidos por el coronavirus y ha advertido de que sólo será posible aproximarse al número exacto cuando pase la pandemia y se haga un estudio "riguroso y sosegado".

Sánchez ha admitido que ahora que se dispone de mucha más información es "evidente" que se llegó "tarde" al decretar la alarma y que se tenía que haber hecho "mucho antes", pero también ha defendido que la medida se tomó cuando se debía tomar según los datos de que se disponía en ese momento.

Además, ha considerado que gracias al trabajo coordinado con las comunidades autónomas, éstas han mejorado sus capacidades y ahora su grado de respuesta al virus es mucho mayor, de forma que se ha "engrasado la maquinaria" para que se pueda responder a los brotes de forma "eficaz" como está sucediendo ahora.

Y en este sentido ha señalado que el control de los brotes está demostrando que "las capacidades estratégicas de las comunidades autónomas están funcionando" y tienen "instrumentos suficientes como para detectar, aislar y controlar los rebrotes".

Ha asegurado que en estos meses "lo que ha primado es la unidad" y no ha habido reproches del Gobierno a las comunidades autónomas sobre la gestión de sus competencias.

Sí ha subrayado, al hablar de las residencias, que es necesario "fortalecer" este sistema, que en este momento es "demasiado costoso", y reforzar servicios "mucho más necesarios y amigables" como la atención domiciliaria y de proximidad.

En cualquier caso, en su opinión, la "lección fundamental" que hay que sacar de esta crisis es que hay que reforzar el estado del bienestar y garantizar la sanidad pública gratuita y universal, algo esencial.

Ha vuelto a recordar los recortes que hizo el Gobierno del PP y en concreto ha dicho que alcanzaron los 8.000 millones en sanidad, para subrayar que ahora el Gobierno se ha comprometido a dar a fondo perdido 9.000 millones a las comunidades para gasto sanitario -dentro de los 16.000 millones del fondo COVID-19-.

Durante la entrevista, Sánchez ha defendido que el Gobierno siempre ha sido "honesto" y "transparente" en cuanto a las cifras de víctimas.

Y ha recordado que para contar las víctimas se siguió la recomendación de la OMS -sólo a las que tuvieran PCR positivas-, pero también ha subrayado que se han hecho públicas las estimaciones de organismos como el Instituto Carlos III o el INE, que hablan de cifras mayores.

Habrá que esperar a que finalice la pandemia, ha advertido, para que se pueda hacer un estudio "riguroso, sosegado y sereno".

En este contexto ha lamentado que "la derecha y la ultraderecha" hayan utilizado las cifras de fallecidos "de forma muy desafortunada".

"No duden que nos duele al PSOE y al Gobierno" esta utilización de las cifras, "nos ha dolido mucho", ha dicho Sánchez, quien ha considerado que los fallecidos deberían estar "fuera de la reyerta política".

Sánchez ha subrayado por otra parte que se están haciendo las reservas de material para estar preparados para posibles oleadas, y ha explicado que España lidera junto a otros países una "respuesta conjunta y equitativa" para los accesos a la vacuna, cuando la haya, de la COVID-19.

Una vacuna que, ha advertido, debe ser "para el conjunto de la humanidad" y no sólo para los países ricos.