San Miguel de Abona prohíbe pasear perros potencialmente peligrosos

El Ayuntamiento utiliza agentes de paisanos para hacer cumplir la ordenanza.

Canarias - 11/10/2017 Redacción TelevisiónCanaria
Hasta 15.000 euros de multa podría suponer pasear con un perro potencialmente peligroso por las calles de San Miguel de Abona, en Tenerife.

La localidad tinerfeña se ha tomado muy en serio este tema, incluso, policías de paisano patrullan las calles vigilando que los propietarios de los perros cumplan la ley.

En lo que lleva de año los agentes han impuesto más de una decena de multas. Desde el ayuntamiento aseguran que tratan de concienciar a los ciudadanos de la responsabilidad cívica que supone poseer un perro de estas características.