Quevedo advierte al Gobierno central de que debe tomarse en serio las cuestiones de fondo

Pedro Quevedo se ha pronunciado de esta manera en declaraciones a los periodistas tras haber negociado por videoconferencia, desde la Subdelegación del Gobierno en Santa Cruz de Tenerife, con la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría.

Canarias - 14/05/2018 EFE
El diputado nacional de Nueva Canarias (NC), Pedro Quevedo, ha advertido este lunes al Gobierno central de que debe tomarse en serio las cuestiones "de fondo" respecto a los Presupuestos Generales del Estado, porque, ha añadido, la formación nacionalista no cambia "derechos por perras".

Pedro Quevedo se ha pronunciado de esta manera en declaraciones a los periodistas tras haber negociado por videoconferencia, desde la Subdelegación del Gobierno en Santa Cruz de Tenerife, con la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y representantes de la Secretaría de Estado de Hacienda.

Quevedo ha indicado que las negociaciones para que NC apoye los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018 no están siendo tan sencillas como era de esperar y ha remarcado que su partido ya ha advertido desde el primer momento de que "con los derechos no vamos a ceder, y con las perras discutimos".

Este lunes se ha avanzado en algunas cuestiones importantes y se ha realizado "un gran esfuerzo", ha apuntado el diputado por Las Palmas, pero el Gobierno central debe entender "que aquí no hay caprichos de ninguna clase".

Las cuestiones de fondo "están colocadas encima de la mesa con rotundidad", ha reiterado el diputado de NC, quien ha indicado que este martes proseguirá los contactos con la vicepresidenta del Gobierno, esta vez vía telefónica.

El parlamentario no se ha referido a las enmiendas que se han tratado para no hacer "un flaco favor" a su posición negociadora y porque se hacen siempre propuestas de máximos y, ha continuado, no es que el Gobierno central muestre "falta de respeto", pero negocia con la esperanza "de que al final se ceda".

Sin embargo, ha insistido, NC ha dejado claro que no viene con caprichos y si hay que retroceder en algo lo hará, pero las cuestiones fundamentales "están encima de la mesa" y el Ejecutivo central debe tomárselas en serio.

Ha argumentado Pedro Quevedo que no hay líneas rojas en la negociación y ha repetido que de lo que se trata es de las cuestiones de fondo que afectan a los derechos, al reconocimiento de determinadas realidades de Canarias "que no son inventadas" y están "muy documentadas".