Prisión sin fianza para el acusado de matar a su sobrino en Puerto del Rosario

La juez ha tomado esta decisión tras interrogar al detenido en el Hospital de Fuerteventura, donde permanece ingresado desde el día de los hechos.

Canarias - 14/05/2018 EFE
Hospital General de Fuerteventura Virgen de la Peña. Fotograma RTVC. Hospital General de Fuerteventura Virgen de la Peña. Fotograma RTVC.
El Juzgado número 3 de Puerto del Rosario (Fuerteventura) ha ordenado en la noche de este lunes el ingreso en prisión sin fianza por homicidio del hombre que el viernes pasado mató a su sobrino de una cuchillada en la cara tras una fuerte discusión, en la que él también resultó apuñalado en el vientre.

La juez ha tomado esta decisión tras interrogar al detenido, A.P.A., en el Hospital General de Fuerteventura Virgen de la Peña, donde está ingresado desde el día de los hechos, recuperándose de una herida en el abdomen.

En un auto hecho público esta noche, la instructora explica que debe tenerse en cuenta tanto la gravedad del delito presuntamente cometido por A.P.A., como el riesgo de se evada a la acción de la Justicia, por lo que dispone que sea trasladado a prisión en cuanto reciba el alta médica en el hospital de la isla.

La resolución incluye una primera reconstrucción de lo que pudo pasar ese día en la cocina de la vivienda donde se pelearon el procesado y su sobrino, con la muerte de este como resultado.

Según los primeros testimonios e indicios recabados en la investigación, fue la víctima la que primero acometió contra su tío con un cuchillo de cocina, clavándoselo en el abdomen

Cuando el agresor se desprendió del arma, A.P.A. la cogió y asestó a su sobrino dos cuchilladas, en una en el vientre y otra en la cara. Esta última le afectó a la vena yugular y la arteria carótida.

El detenido ha relatado a la juez que su sobrino y él habían regresado a casa de madrugada, tras consumir crack y trankimazin, y que no discutieron por dinero, sino porque a la víctima le molestó que él le mandara callarse.

Sin embargo, la tía de la víctima, que presenció los hechos y trató de auxiliar a los dos heridos, ha explicado que tío y sobrino volvieron a casa "colocados" tras haberse gastado parte de la paga que acababan de cobrar y que discutieron por una deuda de 50 euros.