ARTE

Primera gran retrospectiva de Martín Chirino en Madrid

"Sin pasión no hay vida" se abre en el Espacio Cultural MIRA de Pozuelo de Alarcón. Se trata de la pimera retrospectiva desde la muerte del artista.

Cultura - 2/14/2020 EFE
El escultor Martín Chirino. Detalle del cartel de la exposición. El escultor Martín Chirino. Detalle del cartel de la exposición.
La localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón acoge la primera gran retrospectiva de Martín Chirino, el escultor del hierro y uno de los artistas más internacionales del país, fallecido hace un año en Madrid.

La consejera de Cultura de la Comunidad de Madrid, Marta Rivera de la Cruz, y la alcaldesa de Pozuelo de Alarcón, Susana Pérez Quislant, inauguraron “Martín Chirino. Sin pasión no hay vida”, en el Espacio Cultural MIRA.

Chirino (Las Palmas de Gran Canaria 1925 – Madrid 2019), uno de los artistas españoles más internacionales, integró el legendario grupo El Paso y su obra se reparte por numerosos museos e instituciones, desde el Guggenheim de Nueva York al Reina Sofía de Madrid.

La muestra, organizada por el Ayuntamiento de Pozuelo en colaboración con la Fundación Arte y Pensamiento Martín Chirino, es un recorrido por las diferentes facetas del escultor e intelectual canario, y la primera gran retrospectiva que se realiza tras su fallecimiento en marzo de 2019.

La muestra invita a conocer su biografía, a cruzar las puertas de los talleres en los que trabajo y a comprender las etapas de gestión de las instituciones culturales que dirigió, mostrando, a su vez, las series escultóricas que marcaron su trayectoria con obras en hierro o en bronce, o reflejadas en dibujos, collages o gráfica.

Además de la creación, la aportación de Chirino al mundo de la cultura fue decisiva, involucrándose generosamente en la gestión de importantes instituciones, como el Círculo de Bellas Artes, el Centro Atlántico de Arte Moderno o la Fundación de Arte y Pensamiento que lleva su nombre.

Abrió sus talleres a la formación de muchos artistas, impulsando la difusión de actividades musicales, apoyando la literatura y la poesía o redactando él mismo textos de extraordinaria belleza retórica.

“Desde que, observando las volutas que el viento formaba en la playa de las Canteras de su Gran Canaria natal, decidiera su futuro hasta sus últimos días, Martín Chirino no dejó de esculpir y dibujar. Como tampoco dejó de aconsejar a los jóvenes que se acercaban a él en busca de una dirección que tomar con su arte”, afirma la alcaldesa de Pozuelo.