Pestana: es humanamente despreciable pedir el desalojo de hoteles con menores

Sólo entre octubre y noviembre han llegado a Canarias casi 14.000 personas, según los datos de Delegación del Gobierno.

Canarias - 11/30/2020 EUROPA PRESS
Anselmo Pestana, delegado del Gobierno en Canarias. Foto Web RTVC. Anselmo Pestana, delegado del Gobierno en Canarias. Foto Web RTVC.
El delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, ha afirmado este lunes que algunas autoridades locales se avergonzarán del papel que han desempeñado en fechas recientes y ha calificado de "humanamente despreciable" que se pida desalojar hoteles en los que hay menores inmigrantes no acompañados.

Anselmo Pestana ha realizado estas consideraciones en declaraciones a los periodistas en La Palma, con motivo de la celebración de una conferencia internacional sobre la recuperación del turismo, y en donde hizo referencia, sin citarla expresamente, a la petición de desalojar los hoteles que ha hecho la alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno.

Al respecto, el delegado del Gobierno en el archipiélago ha aseverado que no le parece lógico lanzar "un ultimátum" en este ámbito y ha precisado que el propio Gobierno de España ha considerado que no es una buena praxis tener a los inmigrantes en hoteles, pero ha sido un recurso que se utiliza en tanto se van abriendo otras alternativas.

En su opinión, en pocas semanas o incluso días se irán incorporando estas alternativas "y podremos hacer una desescalada en la utilización de hoteles".

Entonces se volverá a la normalidad dentro de lo que ha sido la excepcionalidad, con un año muy difícil para la inmigración por la pandemia de covid-19 y las fronteras cerradas, lo que ha derivado en una situación muy complicada, y Anselmo Pestana insistió en que es "humanamente despreciable" que se pida desalojar un hotel en el que hay menores no acompañados, cuando es una medida que se utiliza para tenerlos bien atendidos "y no dejarlos en la calle" o en recursos peores.

Aludió además a ladesocupación este lunes del muelle grancanario de Arguineguín tras "unos días de tregua" en la llegada masiva de inmigrantes que han permitido cumplir este objetivo, y que se ha hecho posible con la derivación de personas a los recursos facilitados por los ministerios de Interior y de Migraciones.

Se refirió al espacio habilitado en Barranco Seco, que se utilizará como centro temporal de acogida de inmigrantes y que en el futuro no tendrá carpas, sino instalaciones prefabricadas más estables que ayuden a mejorar la atención que se presta en el centro.

Anselmo Pestana animó a pensar "en la dimensión de lo ocurrido", pues sólo en octubre y noviembre han llegado a Canarias casi 14.000 personas, un dato relevante a la hora de evaluar la necesidad de utilizar el muelle de Arguineguín porque no había una alternativa disponible.

En tres días de noviembre arribaron a Canarias tantos migrantes como en todo el año pasado, cuando ya se había producido un repunte importante de este fenómeno, prosiguió el delegado del Gobierno, quien afirmó que este mes va a ser el peor de la inmigración en la historia del archipiélago, con unas 8.400 llegadas frente a las 6.800 de septiembre de 2006.

Los últimos migrantes llegados el fin de semana se han trasladado a instalaciones hoteleras y Barranco Seco, y por protocolo sanitario 27 que han dado positivo en covid han sido derivados a un recurso facilitado por el Gobierno estatal, añadió.

Recordó que en Barranco Seco se toma la filiación, se expide un número de identificación y se comunica la orden de expulsión, además de hacer pruebas diagnósticas, pero "lo lógico es que no estén más de 72 horas" en el centro "porque son personas libres" y tras ese período podrán ir a los campamentos que están montando el Ministerio de Migraciones o viajar en cualquier transporte, salvo el caso de que no tengan pasaporte.

Agregó también el delegado del Gobierno que hay más de 2.200 menores no acompañados en Canarias y ninguna Comunidad Autónoma había respondido "al agobio" del archipiélago para gestionar esta situación, mientras que ahora sí que algunas regiones han expresado su compromiso para acoger a una parte.