Pedro Quevedo (NC): "Media España me presionó para que votara a Rajoy"

El diputado de Nueva Canarias ha remarcado que su voto dependerá de que se cumplan otras cuestiones que están en su acuerdo con el PP para 2017, como propiciar una reforma electoral en Canarias.

Canarias - 08/08/2017 EFE/Redacción Televisión Canaria
El diputado de Nueva Canarias Pedro Quevedo asegura que, desde que alguien le colgó la etiqueta del "diputado 176", recibió "presiones de media España" para que facilitara con su voto la investidura de Mariano Rajoy, "como si el destino del mundo mundial dependiera de ello".

Uno de los protagonistas de la primera parte de la legislatura, confiesa en una entrevista con Efe que sospecha que incluso en el PSOE -partido en cuyas listas concurrió a las elecciones generales- hubo quien pensó que sería más cómodo que Rajoy regresara al Gobierno con su voto que con la abstención de diputados socialistas, como luego ocurrió, "pero nadie se atrevió siquiera a insinuarlo".

Pedro Quevedo sabe que su voto a favor de los presupuestos del Estado de 2017 y su abstención ante el techo de gasto de 2018 han molestado a una parte del PSOE, pero defiende que él no ha vulnerado en ningún momento el acuerdo firmado por NC con los socialistas.

El diputado nacionalista subraya que votó a favor de la investidura fallida de Pedro Sánchez y luego se opuso a la de Rajoy, por lo que "nadie podrá decir" que Nueva Canarias impidió "el cambio político en España", una cuenta que él sugiere pasar a Podemos.

Quevedo no cree que Podemos se haya arrepentido de no haber votado a Pedro Sánchez, "porque querían impedir a toda costa que hubiera un presidente socialista", ya que, desde su punto de vista, la estrategia del partido de Pablo Iglesias era clara: forzar unas nuevas elecciones, ganar al PSOE y convertirse "en cabeza de ratón".

Pero ocurrió lo contrario, recuerda, y ahora no se ve posibilidad de formar un gobierno alternativo. "Hay un antecedente reciente: la moción de censura. Si en esa moción el señor Iglesias pudo sumar algún apoyo, la verdad es que los perdió todos", argumenta Quevedo.

El diputado canario no oculta tampoco su enojo con Pablo Iglesias, con el que no ha llegado a tratar personalmente, pero al que reprocha que se haya atrevido a "darle instrucciones" sobre lo que tenía que votar o no y, además, "ningunee" a Nueva Canarias, refiriéndose a él siempre como si fuera un diputado del PSOE.

"No se lo podemos tolerar. A quien se comporta así en Canarias le llamamos con una palabra de dos sílabas que lo explica perfecto y que voy a evitar repetir", dice, en alusión al despectivo "godo".

Pedro Quevedo piensa que la dirección de Podemos peca de una "enfermedad que es común a izquierdas y derechas, el centralismo", y que, en realidad, sus ataques no están dirigidos a Nueva Canarias: "El señor Iglesias trabaja en la clave de tensionar al PSOE. Y han decidido que la mejor manera de darle patatas al PSOE es hacerlo en el trasero de este diputado que le habla".

Respecto a su voto a favor del presupuesto de 2017, el parlamentario de NC argumenta que una cosa es "combatir las políticas ultraliberales del PP" e intentar desmontar sus "contrarreformas" de legislaturas pasadas, cosa que dice hacer a diario, y otra desperdiciar una ocasión "histórica" para Canarias.

Quevedo sostiene que Canarias ha sido repetidamente "maltratada" por el Gobierno central y que la factura de convenios incumplidos, inversiones retiradas o merma de financiación autonómica asciende a no menos de 5.000 millones de euros en los últimos cinco años.

El diputado nacionalista apela, no obstante, al realismo y reconoce que si hubiera puesto esa cuenta sobre la mesa del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, al inicio de la negociación, esta habría naufragado. Sin embargo, subraya que sus enmiendas al presupuesto de 2017 han reportado a Canarias unos 500 millones.

Pedro Quevedo asegura que sus socios del PSOE han sabido entender que su voto al presupuesto respondía a eso, a un tema "singular": "¿Cómo explicamos nosotros que, después de un montón de años en los que Canarias ha sido maltratada, ahora que tenemos la oportunidad de corregirlo en parte y de generar políticas que pueden ser determinantes para el futuro de esta tierra miremos para otro lado?"

Entre otros logros, destaca el haber conseguido elevar al 75 % el descuento de residente para los vuelos entre islas, lo que ha supuesto "toda una revolución", porque había gente que no se desplazaba de isla a isla por el coste de los billetes. "Yo ahora no puedo ir por la calle sin que me paren. Todo el mundo nos felicita por ello".

El diputado nacionalista dice que le preocupa que el Gobierno de Canarias (CC) "no esté a la altura" y no sepa gestionar los recursos adicionales que ha obtenido y también reitera su advertencia al PP para que no de por hecho su apoyo al presupuesto de 2018.

Su voto, remarca, dependerá en primer lugar de que se cumplan otras cuestiones que están en su acuerdo con el PP para 2017, como propiciar una reforma electoral en Canarias y gestionar ante Bruselas un marco que permita poner precios máximos y obligaciones de servicio público a los vuelos entre las islas y la Península.

Quevedo recuerda que, al contrario del resto de españoles, los canarios no tienen carreteras ni trenes -"ni rápidos ni de mercancías"- para salir de su comunidad, por lo que sus conexiones con el resto de España dependen de las rutas aéreas, cuyos precios actuales NC considera abusivos.