30-M | DÍA DE CANARIAS

Paz entre volcanes en un diminuto tesoro llamado La Graciosa

Es la más pequeña de la ocho islas Canarias, pero atesora rincones naturales que transmiten sosiego e invitan a soñar. Sushabitantes contemplan ahora la vida en suspenso.

Especial Día Canarias - 5/26/2020 Redacción Televisión Canaria
Salvador Cruz / Mario Carreño
Seguimos descubriendo rincones únicos de nuestra tierra. Este martes hacemos parada en La Graciosa, separada de Lanzarote por 'El Río', una lengua de mar que sólo existe en este lado del Atlantico.

Es la más pequeña de la ocho islas Canarias, pero atesora rincones naturales que transmiten paz, sosiego e invitan a soñar.

En Caleta del Sebo iniciamos un viaje que nos llevará a recorrer los 29 kilómetros de una isla que no conoce el asfalto. Primera parada: Los Arcos, un "monumento al aire libre", según Sergio Pérez, vecino de La Graciosa.

Pero para espectáculo el que nos regala la Playa de Las Conchas. Un lugar de ensueño que mira a los Islotes de Montaña Clara y Alegranza y está custodiada por un volcán: Montaña Bermeja. "Impresiona ver una playa tan grande, tan virgen y preciosa", cuenta Ascensión Suárez, otra graciosera.

Nuestros pasos nos guían hasta ella. Salvaje, mística, arrebatadora, un capricho de belleza sobrenatural. La Playa de Las Conchas debe su nombre a las diminutas conchas que salpican la fina arena dorada de este mágico rincón.

Montaña Amarilla enamora. La leyenda sitúa aquí un mito de inspiración clásica. El romance de Armida y Reinaldo. "Cuando Torriani, pasa por la isla de La Graciosa dice que la ve tan graciosa y se fija en Montaña Amarilla y entonces dice aquí es donde Torcuato desarrolló la obra de Armida y Reinaldo", cuenta Roberto Fuentes, director de la Orquesta Clásica de Lanzarote.

Paisajes de la octava isla que ahora contemplan la vida en suspenso.
Noticias relacionadas