SEGUNDA JORNADA DE HUELGA

Ocho vuelos cancelados por la huelga de Ryanair y 1.600 pasajeros afectados

Los sindicatos denuncian a la compañía ante la Inspección de Trabajo por mover tripulaciones de otras bases.

Canarias - 9/2/2019 EUROPA PRESS/Redacción Televisión Canaria
El aeropuerto Tenerife Sur ha sido el más afectado por los retrasos este lunes debido a la huelga de Ryanair, ya que la tripulación "no había recibido su citación como servicio mínimo y por lo tanto decidió hacer huelga", por lo que la aerolínea tuvo que completar tripulaciones, informan desde USO.

Además, el sindicato denuncia que un vuelo hacia Frankfurt-Hahn fue operado desde Tenerife Sur con tripulación inglesa "esquirola" y el de vuelta con tripulación alemana.

Asimismo, informa de que se han desplazado TCP de la base de Oporto a Tenerife Sur y Málaga, así como que la compañía está llamando a los trabajadores de Londres-Standsted para operar desde Girona y Barcelona.

La portavoz del sindicato en la base de Tenerife Sur, Lucía Gajdova, ha comentado que la utilización de tripulación 'esquirola' ha sido denunciada ante la Guardia Civil, si bien reconoce que "no pueden pararlo" por falta de competencias.

Ha señalado que falta personal de tripulación y la compañía está cambiando vuelos y trayendo trabajadores de otras bases, en medio de "amenazas" para que se operen los vuelos, que en el caso de Canarias son el 100 por cien al estar incluidos entre los servicios mínimos.

Ryanair se enfrenta este lunes a la segunda de las diez jornadas de huelga convocadas por los sindicatos USO y Sitcpla para los tripulantes de cabina (TCP) de la aerolínea contra el cierre el próximo enero de las bases de Tenerife Sur, Gran Canaria, Lanzarote y Girona.

La compañía anunció la cancelación de ocho vuelos este lunes, que, en concreto y según han registrado en un buscador en su página web, cubren las rutas Barcelona-Sevilla, Barcelona-Milán Bérgamo, Barcelona-Roma Fiumicino y Madrid-Santiago de Compostela, así como los de vuelta.

Durante el pasado domingo, primer día de huelga, la compañía canceló seis vuelos que no estaban sujetos a servicios mínimos y que cubrían las rutas Barelona-Milán Bérgamo, Barcelona-Sevilla y Madrid-Santiago de Compostela, además de los de vuelta.

Además, según informa USO, Ryanair canceló una conexión más entre Sevilla y Barcelona, alegando como causa la huelga, "antes de que la tripulación tuviese hora de llegada en el aeropuerto y no pudieran saber siquiera si los trabajadores iban a presentarse".

En Málaga, el responsable de Vuelo de USO-Sector Aéreo, Ernesto Iglesias, también ha formalizado una denuncia ante la Guardia Civil del aeropuerto porque Ryanair "había citado a muchos más trabajadores que en un día normal" en la sala de firmas.

Para este lunes, el sindicato ha indicado que mantiene la vigilancia en todas las bases para que estas tripulaciones extranjeras no operen los vuelos que deberían estar cancelados.

Contra los servicios mínimos

Para la huelga, convocada para los días 1, 2, 6, 8, 13, 15, 20, 22, 27 y 29 de septiembre, Fomento ha fijado unos servicios mínimos con los que Ryanair está obligada a garantizar el 100% de los vuelos no peninsulares, el 60% de los peninsulares e internacionales con desplazamiento igual o superior a cinco horas y el 35% de los vuelos peninsulares con tiempo de desplazamiento inferior a cinco horas.

Los sindicatos han catalogado estos servicios mínimos de "abusivos" y han criticado que el Gobierno se "ponga de perfil", motivo por lo que este martes han convocado a los trabajadores de Ryanair frente al Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social para protestar.

El pasado jueves, Ryanair señaló que la huelga es "sin sentido" porque el cierre de las bases es "irreversible" y se justifica con el retraso en las entregas de los Boeing 737 MAX, lo que ha obligado a cerrar estas bases "deficitarias".

Además de los TCP, Sepla también ha realizado un preaviso de huelga para los pilotos los días 19, 20, 22, 27 y 29 de septiembre, por los mismos motivos, aunque esperará a reunirse con representantes de la aerolínea en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) antes de hacer la convocatoria formal.

El cierre de las bases afectará a 512 trabajadores de Ryanair entre pilotos y TCP, en concreto, 164 personas en Girona, 156 en Tenerife Sur, 110 en Las Palmas y 82 en Lanzarote.