ENTRE CHIHUAHUA Y SONORA

Nueve muertos por el ataque a una familia mormona en el norte de México

Las víctimas pertenecían a la familia LeBarón, vinculada a una comunidad mormona que se estableció en el norte de México hace décadas.

Mundo - 11/5/2019 EFE
Al menos nueve personas han muerto, entre ellos seis menores de edad, en un ataque perpetrado contra una familia mormona estadounidense en una zona limítrofe entre los estados de Chihuahua y Sonora, en el norte de México, según un balance de víctimas confirmado por el Gobierno federal.

Según la versión de dos parientes recogida por el diario mexicano 'El Universal', los hechos se iniciaron en torno a las 9.30 horas del lunes, cuando tres mujeres y sus 14 hijos partieron desde la localidad de Bavispe, en Sonora, rumbo a la comunidad mormona de La Mora.

Durante el trayecto, uno de los vehículos sufrió una avería, por lo que un segundo coche regresó a Bavispe en busca de ayuda. Al volver al lugar, encontraron los cuerpos calcinados de una mujer y de sus cuatro hijos --dos gemelos de seis meses y otros dos niños de ocho y diez años-- y fueron víctimas de un tiroteo.

El ministro de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, ha confirmado en rueda de prensa nueve víctimas mortales, así como seis menores heridos y una niña supuestamente desaparecida. Durazo ha asegurado que hay "avances serios" en las investigaciones y ha apuntado que "el convoy pudo haber sido confundido por grupos delictivos que se disputan el control en la región".

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha explicado que las Fiscalía de Sonora y "probablemente" la de Chihuahua han abierto investigaciones sobre esta "desgracia lamentable", así como la Fiscalía General de la República "por tratarse de los límites" entre los dos estados. "Se va a recoger toda la información para ver las causas y detener a los culpables", ha prometido.

El mandatario ha descartado que el incidente guarde relación con la detención y posterior liberación de Ovidio Guzmán, hijo del narcotraficante Joaquín 'El Chapo' Guzmán.

Llamamiento al FBI

Las víctimas pertenecían a la familia LeBarón, vinculada a una comunidad mormona que se estableció en el norte de México hace décadas. Uno de los miembros de la comunidad, Lafe Langford Jr., ha difundido un vídeo en redes sociales del vehículo calcinado para informar "con tristeza indescriptible" del incidente y confirmar la desaparición de cinco hermanos que "se encuentran escondidos".

"Estamos luchando para encontrar a nuestros seres queridos, arriesgando nuestras propias vidas, mientras el Gobierno y Ejército no están por ningún lugar", ha lamentado, según 'El Universal'. La familia ha llamado a toda la comunidad a tomar sus armas para buscar a los posibles desaparecidos y ha solicitado la intervención del FBI.

El embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, ha dicho seguir "muy de cerca la situación en la sierra entre Sonora y Chihuahua". "La seguridad de nuestros connacionales es nuestra gran prioridad", ha subrayado en un mensaje en Twitter. Durazo ha confirmado que el ministro de Exteriores mexicano, Marcelo Ebrard, ya se ha puesto en contacto con Landau para tratar el tema.

Mensaje de Trump

Sin embargo, el mensaje más contundente ha llegado desde Washington, desde donde el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha lamentado que una "maravillosa" familia de Utah se viese atrapada en la guerra entre dos cárteles. "Si México necesita o pide ayuda para limpiar a estos monstruos, Estados Unidos está listo, dispuesto y capaz para implicarse y hacer el trabajo de forma rápida y efectiva", ha añadido.

Trump ha aplaudido la labor del "gran" López Obrador en la lucha contra la delincuencia, pero ha advertido de que "los cárteles se han vuelto tan grandes y poderosos que a veces hace falta un Ejército para derrotar a un ejército". Para el inquilino de la Casa Blanca, "es momento de que México, con la ayuda de Estados Unidos, libre una guerra contra los cárteles de la droga y los elimine de la faz de la Tierra".

Trump ha mostrado su deseo de hablar con López Obrador, una posibilidad que también ha confirmado este último. "Terminando la conferencia voy a comunicarme con el presidente Trump para informarle, para agradecerle su apoyo", ha dicho López Obrador en su comparecencia ante los medios.

El mandatario mexicano no ve necesario que intervenga un país extranjero para esclarecer este tipo de incidentes, si bien ha planteado la posibilidad que puede intervenir el FBI si se garantiza la independencia de México.