En el Parlamento

Naranjo Sintes expone su gestión ante la comisión de RTVC

El administrador único de la RTVC, José Carlos Naranjo Sintes, consiguió que la Televisión Canaria no fuera a negro y afirma que "por el momento no se puede garantizar la subrogación de los 90 trabajadores que trabajan en otras delegaciones".

Canarias - 11/07/2018 Redacción TelevisiónCanaria/EFE
El administrador único de RadioTelevisiónCanaria José Carlos Naranjos Sintes expusó este miércoles ante la comisión del control del Parlamento las medidas llevadas a cabo desde su designación el pasado 18 de junio.

En su intervención insistió en que ha cumplido los objetivos que se le habían encomendado y todo desde la legalidad. En quince días, se ha conseguido, afirmó "que la cadena no se fuera a negro y que se mantengan los puestos de trabajo".

En cuanto a los 90 trabajadores de las delegaciones de La Gomera, La Palma, Fuerteventura, Lanzarote, El Hierro y el sur de Tenerife y Gran Canaria, reconoció que por el momento "no se puede realizar su subrogación, que dependerá de lo que decida el Parlamento", aunque señaló que se ha hablado con todas las empresas que tienen subrogados estos servicios en las islas y en el sur de Gran Canaria y Tenerife para garantizar que durante los seis meses de su gestión seguirá contando con sus servicios.

Todos los grupos parlamentarios expresaron su preocupación por la situación de estos trabajadores, que además, advirtieron, mantienen diferentes condiciones laborales que el resto de los empleados.

El adiministrador único informó también sobre el arrendamiento por 87.000 euros mensuales de las instalaciones en Tenerife y Gran Canaria al anterior adjudicatario del servicio así como de las gestiones realizadas para garantizar la continuidad de la señal.

Defendió que la única opción para garantizar la continuidad de los trabajadores era la subrogación por parte del ente público de la plantilla hasta que el Parlamento decida el modelo de televisión. "Lo importante", subrayó, "es que RTVC deje de ser noticia y sea un servicio público necesario para, entre otros aspectos, la cohesión territorial".

En el turno de intervención de los grupos, Juan Márquez, de Podemos, cuestionó que "en algunas empresas se cumpla el convenio colectivo del sector audiovisual".
Márquez abogó por unos servicios informativos plurales y porque los trabajadores dispongan del consejo de redacción para evitar la manipulación informativa.

Esther González, de Nueva Canarias, anunció que su grupo pedirá los expedientes de todas las contrataciones que se ha hecho en este periodo, y reiteró que la situación anterior era la crónica de una muerte "anunciada y denunciada y augurada" desde hace mucho tiempo.

Por el grupo Socialista, el diputado Gustavo Matos destacó que aunque se han salvado los puestos de trabajo "el horizonte sigue siendo incierto" y expresó su preocupación acerca de que todas las decisiones que se hayan tomado se ajusten a la ley de contrataciones públicas para no caer "en vicios de nulidad". Matos pidió que se busque soluciones jurídicas que permitan al menos equipar a los trabajadores de las subcontratatas actuales con el resto de sus compañeros.

Luz Reverón, del grupo Popular, destacó que Naranjo Sintes ha cumplido en un tiempo "récord" el mandato de la Cámara y ha negado el "runrun" que circula que con la subrogación los trabajadores se han convertido en funcionarios públicos.

Guadalupe González Taño, del grupo Nacionalista Canario, realzó que "no era fácil aceptar este reto" y alabó que se le haya dado continuidad del servicio público y el mantenimiento de los puestos de trabajo al tiempo que apeló por un modelo que garantice la igualdad de los trabajadores.

Jesús Ramos Chinea, del grupo Mixto, felicitó a Naranjo Sintes por mantener el servicio pero advirtió de que "es una mala noticia que no se pueda subrogar a los trabajadores en las islas no capitalinas que además disponen de menos medios", lo que consideró un ejemplo más "del capitalismo" de las islas mayores frente a las islas menores.