OPERACIÓN VERANO 2020

Más de 40.000 policías y guardias civil garantizarán este verano la seguridad

Los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil prestarán especial atención a un posible incremento de las ciberestafas, dado el considerable aumento del uso de internet para reservar alojamientos o contratar paquetes de viaje.

España - 7/9/2020 EFE
Policías nacionales de patrulla. (INTERNET) Policías nacionales de patrulla. (INTERNET)
El Ministerio de Interior desplegará este verano más de 40.000 agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil para garantizar la seguridad de los turistas nacionales y extranjeros en nueve comunidades autónomas españolas que congregan el mayor número de viajeros en territorio español.

La Operación Verano 2020, que ha sido presentada este jueves en Málaga por el secretario de Estado de Interior, Rafael Pérez, comenzó el 1 de julio en Andalucía, Asturias, Canarias, Cantabria, Comunidad Valenciana, Galicia, Madrid, Murcia e Islas Baleares, y tendrá una duración de dos meses, hasta el 31 de agosto.

Pérez ha señalado que agentes de ambos cuerpos velarán por el cumplimiento de las recomendaciones sanitarias y garantizarán la distancia social en los espacios públicos de acceso, tránsito o estancia y en medios de transporte, así como el uso de la mascarilla cuando no sea posible guardar la separación de seguridad.

Se aumentará la vigilancia y el control preventivo en vías de comunicación urbanas e interurbanas, estaciones, puertos, aeropuertos, hoteles, playas y camping, y se vigilarán acontecimientos de todo tipo que impliquen una gran concentración de personas.

“La pandemia de la COVID-19 ha distorsionado nuestra vida social y económica y tendrá incidencia en la forma en la que disfrutemos de nuestro tiempo de ocio”, ha asegurado Pérez, que ha afirmado que “no se va a desatender a la industria turística” ni a los “ciudadanos”.

La Operación Verano 2020 complementará al Plan Turismo Seguro, también presentado este jueves por la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver, que ha manifestado que pretenden “evitar” en todo el territorio nacional la actividad delictiva específica que pueden sufrir los turistas, nacionales y extranjeros.

El Ministerio del Interior ha “intensificado los planes operativos preventivos” frente a la delincuencia y a los robos en viviendas, que pueden incrementarse por la ocupación de apartamentos turísticos y ante el previsible incremento de la estancia de ciudadanos nacionales en sus segundas residencias.

Los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil prestarán además especial atención a un posible incremento de las ciberestafas, dado el considerable aumento del uso de internet para reservar alojamientos o contratar paquetes de viaje.

Además, ambos cuerpos intensificarán los contactos y reuniones con los directores, gerentes o responsables de los alojamientos turísticos, así como con las policías autonómicas y locales.

“España es un destino seguro”, ha manifestado Oliver, que ha asegurado que se han elaborado más de una veintena de guías que cubren toda la cadena de valor turística -“referentes a nivel mundial”- con “rigor y seriedad”.