Más de 120 familias con bebés por subrogación han retrasado la recogida por la pandemia

Muchas familias que viajaron a Ucrania tienen pendiente poder volver a España. "La gente sigue con sus procesos abiertos, unos van volviendo como van pudiendo y otros van yendo".

España - 7/14/2020 EUROPA PRESS
Unas 121 familias españolas con bebés nacidos por gestación subrogada vieron paralizados sus viajes a los países donde contrataron esta práctica debido a las restricciones de movilidad por la pandemia del coronavirus y, por tanto, no pudieron ver ni recoger a los recién nacidos hasta más tarde.

Según los datos facilitados a Europa Press, durante el Estado de alarma decretado el 14 de marzo hasta el 21 de junio, la situación excepcional afectó a alrededor de 74 familias que recurrieron a esta práctica en Estados Unidos; a 30 familias que lo hicieron en Ucrani; 11, en Georgia; y seis en Rusia. Todos esos son países en los que esta práctica es legal.

En cualquier caso, todas las cifras oficiales son aproximadas ya que las familias pueden viajar sin conocimiento de la embajada o consulado, tal y como precisan a Europa Press fuentes gubernamentales.

Por su parte, la Plataforma de Protección de la Infancia Nacida en Georgia y Ucrania (APINGU) tiene conocimiento de más de 20 familias españolas que han estado tres meses sin poder ver a los bebés en plena pandemia. En concreto, según señaló a Europa Press la portavoz de la plataforma, Ilanit Snir Piñero, no pudieron asistir al nacimiento de sus hijos en Ucrania "aproximadamente 17 familias" y en Georgia "cinco o seis familias".

Ante esta situación, la portavoz de APINGU ha asegurado que las familias escribían "a diario" a la Embajada española "rogando" la entrada en Ucrania o Georgia para poder ver a sus hijos. "Las familias están muy defraudadas por el trato de su país, los niños necesitan el cuidado de sus padres", remarcó.

En este punto, precisó que durante tres meses las familias han estado "bastante mal" debido a la restricción de fronteras por el Covid-19, por lo que las familias españolas no han podido viajar a Ucrania y a Georgia al nacimiento de sus hijos. Así, ha añadido que la Embajada española se negó "en rotundo" a conceder el permiso de entrada a los padres.

"Por mucho que se esté en contra de la gestación subrogada, hacer sufrir por hacer sufrir no lo entiendo. Las familias están muy quemadas con las autoridades españolas, se ven desamparadas", denunció.

Actualmente, "en principio" todas esas familias viajaron a Ucrania, si bien APINGU tiene constancia de muchas que tienen pendiente poder volver a España. "La gente sigue con sus procesos abiertos, unos van volviendo como van pudiendo y otros van yendo", ha comentado Snir Piñero.

Asimismo, en Georgia, aunque "hay menos" familias españolas, las cinco que hay están teniendo un "problema muy serio" que, a su juicio, "no se va a poder solventar rápido", ya que están teniendo dificultades para iniciar el trámite del pasaporte para que los niños puedan viajar a España.

"Las familias no saben muy bien cómo proceder si ni siquiera pueden avanzar con el trámite del pasaporte extranjero para viajar a España, no pueden estar eternamente en el extranjero. Parece no importar demasiado a nuestro Gobierno actual", ha sentenciado la portavoz de la plataforma.