EL MANDATO SERÁ POR OTROS CINCO AÑOS

Manuel Marchena sigue al frente de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo

No ha recibido el apoyo de todo el Pleno del CGPJ, ya que los vocales designados a propuesta del PNV e IU votaron en blanco

España - 10/30/2019 EUROPA PRESS
Manuel Marchena. Manuel Marchena.
El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha aprobado el nombramiento de Manuel Marchena al frente de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo por otros cinco años, al ser el único candidato que se ha presentado para renovar el cargo. No ha recibido sin embargo el apoyo de todo el Pleno, ya que los vocales Enrique Lucas -designado a propuesta del PNV- y Concepción Sáez -a propuesta de IU-, han votado en blanco, han informado a Europa Press en fuentes de este órgano.

Tanto Lucas como Sáez son dos de los cuatro vocales que han venido presentando votos particulares a los nombramientos realizados en los últimos Plenos de un órgano que se encuentra en funciones desde el pasado mes de diciembre, cuando concluyó el mandato de cinco años de todos sus miembros.

La primera en presentar votos particulares contra los últimos nombramientos, concretamente desde los realizados el 8 de mayo, ha sido la vocal designada a propuesta de IU Concepción Sáez, quien se muestra en contra tanto de las convocatorias como de los nombramientos que las han seguido al considerar que el CGPJ se encuentra actualmente en funciones y se extralimitando en sus competencias.

En el Pleno del pasado mes de septiembre se sumaron los votos particulares, aunque por motivos diferentes, de los vocales Luca y también de Roser Bach y Victoria Cinto --propuestas estos dos últimas por el PSOE-- quienes, a pesar de considerar que el actual CGPJ está perfectamente legitimado para realizar nombramientos aún en funciones, califican lo los últimos realizados de ser "apresurados", "atropellados" y de pecar de falta de motivación.

AMPLIO CURRÍCULUM
Manuel Marchena procede de la Carrera Fiscal, a la que accedió tras licenciarse en Derecho por la Universidad de Deusto en 1981, y tuvo su primer destino en la Audiencia Territorial de Las Palmas en 1985. Nombrado fiscal de la Secretaría Técnica de la Fiscalía General del Estado en 1992, dos años después pasó a ejercer como fiscal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, donde estuvo hasta 1996.

En esa fecha, volvió a su anterior destino -la Secretaría Técnica- y, en 2003, fue designado fiscal de sala jefe. En 2004 fue nombrado fiscal del Tribunal Supremo, con destino en la sección penal, puesto en el que permaneció hasta que el 31 de enero de 2007 fue elegido por el pleno del CGPJ magistrado de la Sala Segunda por el turno de juristas de reconocida competencia con al menos 15 años de ejercicio.

Desde entonces ha permanecido en la Sala Segunda, de la que fue elegido presidente en noviembre 2014. Durante los últimos cinco años, además de ejercer sus funciones gubernativas, Marchena ha sido ponente entre otras de resoluciones como la que avaló que la llamada "lista Falciani" fuera prueba válida para fundar una condena por delito fiscal en España; otra que consolidaba la jurisprudencia de la Sala sobre el modelo de responsabilidad penal de las personas jurídicas y la reciente sentencia sobre los hechos sucedidos en el marco del proceso secesionista de Cataluña en el otoño de 2017.

El renovado presidente de la Sala Segunda del alto tribunal es autor de numerosos artículos, ponencias y publicaciones. Coautor de "La reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal en 2015", ha participado en la redacción de numerosos libros colectivos, como "Proceso penal y nuevas tecnologías: razones de una inaplazable reforma" (2015); "La vulneración de derechos fundamentales por ministerio de la Ley (a propósito del artículo 33 de la Ley General de Telecomunicaciones)" (2016) o "Artículo 120. Comentario mínimo a la Constitución española" (2018).

Marchena está en posesión de la Gran Cruz de San Raimundo de Peñafort, la condecoración de mayor rango del ámbito judicial, y en marzo de 2012 fue designado por el Consejo de Ministros presidente de la Comisión para la redacción de un nuevo Código Procesal Penal.

También ha desarrollado una amplia actividad docente -ha sido profesor de Derecho Penal de la Facultad de Ciencias Jurídicas de Las Palmas y de Derecho Procesal de la Universidad Autónoma de Madrid- y es autor de numerosos artículos en publicaciones jurídicas y colaboraciones en obras colectivas.