EN BUSCA DE ACUERDOS DE LAS RUP

Madeira, Azores y Canarias exigirán a la UE test en los paises de origen de los turistas

Los archipiélagos solicitarán que en los fondos de reconstrucción europeos “se priorice el turismo y haya cuantías suficientes para las regiones ultraperiféricas atlánticas”.

Canarias - 6/3/2020 EFE
Ángel Víctor Torres y Román Rodríguez, de espaldas, con los representantes del gobierno de Madeira. Ángel Víctor Torres y Román Rodríguez, de espaldas, con los representantes del gobierno de Madeira.
Los archipiélagos atlánticos de Canarias, Madeira y Azores reclamarán en la Unión Europea que los países emisores de turistas hacia estos teritorios hagan test en origen a los turistas que visiten estas islas.

El presidente canario, Ángel Víctor Tores, ha afirmado que en Canarias “se están reforzando las medidas de seguridad en los aeropuertos para que, cuanto antes, se pueda tener una normalidad turística”.

El presidente del Gobierno de Canarias también ha anunciado en un comunicado tras este encuentro telemático que las RUP atlánticas – Madeira, Azores y Canarias- que solicitarán en una carta a la Unión Europea que en los fondos de reconstrucción europeos “se priorice el turismo y haya cuantías suficientes para las regiones ultraperiféricas atlánticas”.

Víctor Torres, ha acordado con su homólogo de Madeira, Miguel Filipe Machado de Albuquerque, crear un corredor verde entre ambas regiones ultraperiféricas de la UE (RUP) para lograr una reactivación segura del turismo a partir de la fase 3 de la desescalada.

Se trata del primer acuerdo que alcanzan dos RUP tras la crisis sanitaria de la COVID-19 para impulsar uno de los sectores más importantes de su economía.

“Ha sido una reunión telemática muy productiva”, ha destacado Torres tras un encuentro con Machado de Albuquerque en el que Madeira y Canarias, “territorios seguros con baja contagiosidad”, han acordado que cualquier ciudadano que viaje entre estos archipiélagos lo haga después de hacerse un test PCR con resultado negativo, “porque es fundamental para tener un turismo seguro”.

En esta reunión, celebrada por videoconferencia, también han participado la consejera canaria de Turismo, Industria y Comercio, Yaiza Castilla, el de Sanidad, Julio Pérez, y el de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez.

Por parte del Gobierno de Madeira ha intervenido el secretario de Turismo, Eduardo Jesus, y el de Salud, Pedro Ramos.

Tanto en Canarias como en Madeira, el coronavirus ha tenido una evolución favorable, lo que sitúa a estos archipiélagos en una posición de ventaja con respecto a otros destinos y facilita el intercambio de turistas en condiciones seguras, afirma Torres en su comunicado.

La consejera de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias, Yaiza Castilla, ha destacado de este acuerdo que, además de permitir reactivar flujos turísticos entre ambos archipiélagos, permitirá “transmitir a Europa una imagen de seguridad sanitaria que permita luchar contra el miedo al contagio existente a nivel global, que, lógicamente, frena la demanda y la conectividad”.

Sobre la incidencia de la pandemia, en Madeira, no se han registrado fallecidos y el número actual de casos positivos por la COVID-19 asciende a 91, mientras que el de pacientes recuperados se sitúa en 80, según los datos oficiales facilitados este mismo martes.

Por lo que respecta a Canarias, los últimos datos oficiales cifran el número de contagiados en 2.363 personas, de los que se han curado 2.028.

Para garantizar los buenos resultados de este corredor verde, ambos archipiélagos han acordado aplicar una serie de pautas o protocolos estrictos para preservar la seguridad sanitaria adquirida en las islas durante la etapa del confinamiento.

Al igual que en Canarias, la economía de Madeira depende, en gran medida, del sector servicios, y en especial del turismo, debido al efecto multiplicador que tiene en varios sectores de actividad y a su contribución a la creación de empleo.

Con una población de algo más de 260.000 habitantes, Madeira recibe al año unos 1,4 millones de turistas.

La región portuguesa, que reiniciará la actividad turística el próximo 1 de julio, coincidiendo con la eliminación de la cuarentena decretada en Portugal, fue la primera apuesta de conexión internacional desde Canarias de la compañía Binter en 2005.

En 2019, la aerolínea de capital canario transportó a 35.000 pasajeros entre ambos archipiélagos.

De cara a este año, el propósito que ha trasladado a la Consejería de Turismo es reanudar los vuelos entre ambos territorios en cuanto finalicen las restricciones actuales.