Los pilotos de Ryanair consideran que no hay motivo para el cierre de las bases

La sección sindical del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) en Ryanair ha presentado este miércoles la solicitud de mediación ante el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) previa a la convocatoria de huelga.

Canarias - 8/29/2019 EFE
Los pilotos de Ryanair en España han decidido convocar su primera huelga en la compañía, al considerar que el cierre de bases anunciado por la aerolínea irlandesa de bajo coste es una medida "traumática" que no se sustenta en ninguna motivación.

La sección sindical del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) en Ryanair ha presentado este miércoles la solicitud de mediación ante el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) previa a la convocatoria de cinco jornadas de huelga para septiembre (los días 19, 20, 22, 27 y 29).

Ryanair tiene previsto cerrar cuatro de sus trece bases - Tenerife Sur, Lanzarote, Gran Canaria y Gerona- en España, que supondría el despido de cerca de 150 pilotos, además de unos 400 tripulantes de cabina (TCP), que ya decidieron antes que los pilotos ir a la huelga también en septiembre.

El delegado sindical de Sepla en Ryanair, Francisco Gómez, ha señalado, en una rueda de prensa, que esta situación es "bastante crítica" para los pilotos, ya que "somos una sección sindical de nueva formación y nos estamos enfrentando a un gigante y esto es una lucha de David contra Goliat".

Según Gómez, la aerolínea irlandesa no ha esgrimido ninguna causa legal para fundamentar el cierre de las citadas bases y su única excusa ha sido el retraso en la entrega de los Boeing 737 MAX, que tampoco se sostiene, ya que, de acuerdo con la propia compañía, el fabricante norteamericano se había comprometido a asumir el coste económico que esa demora pudiera causar en las aerolíneas.

Gómez ha apuntado, además, a una estrategia sospechosa llevada a cabo últimamente por Ryanair: "hacer una bajo coste de una bajo coste", con la realización de vuelos a través de su filial Lauda Motion, que opera rutas desde Palma de Mallorca.

Asimismo, está ofertando a los pilotos de Buzz Air (antes Ryanair Sun), con base en Polonia, trabajo en Canarias y ha hecho también una oferta interna de empleo en Dublín, Bérgamo (Italia) y Oporto (Lisboa) para trabajar en invierno en el archipiélago.

"Ryanair sigue contratando gente mientras planea un despido colectivo, algo que nuestras leyes no amparan en ningún caso", ha lamentado.

Además, es una compañía rentable y también lo son los vuelos canarios que van llenos y son los más caros del territorio nacional, ha agregado.

Gómez ha pedido disculpas de antemano a los pasajeros que puedan verse afectados por las movilizaciones, explicando que "esta decisión, por dura que sea, es simplemente para defender a nuestros compañeros, sus puestos de trabajo y el cierre de bases".

Ha asegurado que el sindicato va a agotar los plazos de negociación y respetar, si al final hay huelga, los servicios mínimos que se decreten desde el Ministerio de Fomento.

Ante un posible boicot de la huelga por parte de Ryanair, el asesor jurídico del Sepla, José María Labadía, ha explicado que, en España, se entendería como una vulneración del derecho a la huelga el que la empresa sustituya a los trabajadores en huelga por otros y es algo que la legislación española no lo permite.