INCENDIOS FORESTALES

Los incendios más graves en Canarias desde 2007

Las llamas han arrasado más de 64.000 hectáreas en el Archipiélago durante los primeros 19 años de este siglo.

Canarias - 8/12/2019 Redacción web RTVC
Incendio en Gran Canaria, agosto 2019. Fotograma RTVC Incendio en Gran Canaria, agosto 2019. Fotograma RTVC
Canarias ha perdido más de 64.000 hectáreas de superficie debido a incendios, la mayoría por accidentes, o intencionados.

Los datos del Gobierno central, recopilados por la web España en llamas, indican que de 2001 al 2015 se originaron 255 siniestros en el Archipiélago que destruyeron 57.596 hectáreas.

El peor año fue 2007, año en el que tres incendios arrasaron 37.000 hectáreas en las islas de Gran Canaria, Tenerife, La Palma y La Gomera.

La cuarta parte de Gran Canaria fue afectada, con 19.219 hectáreas aproximadamente por el incendio que originó el 30 de julio de 2007 un extrabajador de Gesplan. Las zonas más afectadas fueron los municipios de La Aldea de San Nicolás, Tejeda, San Bartolomé de Tirajana, Santa Lucía, Mogán y Santa Brígida.

En Tenerife, el incendio declarado en la zona norte de la isla a finales del mes de julio se dio por extinguido a mediado del mes de agosto. Afectó unas 18.161 hectáreas de diez municipios, entre ellos, las localidades de Santiago del Teide, El Tanque, Icod de los Vinos y Buenavista del Norte.

En La Gomera y La Palma se registraron otros incendios de menor magnitud que arrasron 154 y 39 hectáreas, repectivamente.

El incendio más grave de 2009 se produjo en La Palma. El 31 de julio se originaba en la población de Tigalate en el municipio de Mazo y avanzó lentamente hacia el norte y remontó hacia las cumbres y hacia el municipio de El Paso. Este devastador incendio quemó 3.464 hectáreas , arrasó con viviendas, con ganado, y obligó la evacuación de unas 4.000 personas de los términos municipales de Mazo y Fuencaliente. Tres personas fueron imputadas como casuantes del incendio y quedaron absueltas en un juicio celebrado a finales del 2016.

128 incendios en 2012:

Tres años sin incendios acabaron con una ola que arrasó en las islas de Tenerife, La Palma y La Gomera, 12.399 hectáreas. Ese año se produjeron en el Archipiélago 128 incendios, 28 de ellos intencionados y 31, por negligencia, según los datos del ISTAC.


El 14 de agosto en la isla de La Gomera, un incendio intencionado arrasó aproximadamente 3.614 hectáreas . El fuego dañó gravemente al Parque Nacional de Garajonay (Patrimonio de la Humanidad) arrasando unas 742 hectáreas, un 18,76% de su superficie.

Incendio en Valle Gran Rey, en La Gomera. 2012. Fotograma archivo RTVC



En Tenerife, las llamas se concentraron en el sur de la isla en una zona de muy díficil acceso. El fuego, que se declaró el 15 de julio, tuvo un perímetro de unos 41 kilómetros, abarcó 5.200 hectáreas para quemar unas 1.000, de las que en torno a 500 fueron de masa arbórea de un total de 50.000 que tiene la isla, lo que representa en torno al 1 por ciento del total insular, según datos facilitados en su momento por el Cabildo.

La Palma volvió a tener un verano marcado por fuego. Dos incendios arrasaron casi tres mil hectáreas en menos de un mes. El primero se produjo el 17 de julio en el municipio de El Paso. Calcinó 752 hectáreas de la localidad. El fuego fue de copa, el más peligroso. El 4 de agosto, el fuego volvió al municipio de Villa de Mazo donde destrozó 2.028 hectáreas.

Dos fallecidos desde 2016 al 2019

Desde 2016 hasta la actualidad los incendios se han cobrado la vida de dos personas. Una vecina extranjera en el municipio grancanario de San Mateo, en 2017 y un agente forestal en La Palma, en 2016.


Incendio en La Palma, 2016. Fotograma RTVC



Un alemán que vivía en un inmueble abandonado en la zona de El Charco de Las Palmas, en el municipio de El Paso, originó un incendio que arrasó más de 4.864 hectáreas y le costó la vida a un agente forestal de la isla.

Desde un principio, confesó que había provocado el fuego con la quema de papel higiénico , y tras la celebración del juicio fue condenado a tres años de cárcel y pagar una indemnización de casi dos millones de euros al Cabildo insular, además de compensaciones económicas sin definir a la familia del agente forestal fallecido y los danmificados por el fuego.

El incendio afectó, sobre todo, a masa forestal de los municipios de El Paso, Los Llanos de Aridane, Villa de Mazo y Fuencaliente. Obligó al desalojo de más de tres mil personas residentes en de Jedey, San Nicolás (El Paso), Las Indias, Los Quemados y Los Canarios (Fuencaliente), además de las localidades de Montes de Luna y Tigalate (Mazo).

El incendio le costó la vida al agente del Medio Natural Francisco José Santana Álvarez, que se vio atrapado por el fuego en la madrugada del 4 de agosto, cuando trabajaba en las labores de extinción en el Hoyo de la Sima.

En 2017 el fuego volvió afectar a la isla de Gran Canaria. El 20 de septiembre arrasó más de
2.700 hectáreas en el centro de la Islas tras originarse en el Carrizal, de Tejeda, entre Cruz de Tejeda y el pueblo. El fuego se propagó rápidamente a muncipios colindantes y costó la vida a una vecina de San Mateo.

El fuego cercó ya en sus inicios el Parador Nacional de Tejeda. Inmediatamente después se desplazó en dirección norte, afectando a las Lagunetas, aunque esta zona quedó rápidamente controlada. Una combinación de viento norte y viento sur provocó que se propagara rápidamente en el flanco izquierdo, afectando a la caldera Los Marteles, Los Pechos y Cazadores, en la parte alta de Telde. Como consecuencia del viento, se llegó hasta contabilizar hasta nueve focos entre los cinco municipios afectados: Tejeda, San Bartolomé de Tirajana, Telde, Santa Lucía de Tirajana y San Mateo.

El incendio pudo ser estabilizado por la lluvia, las áreas cortafuegos y la contundente actuación del operativo desplegado.

A estas listas de incendios se suma el originado este fin de semana en la Cumbre de Gran Canaria, que por el momento ha provocado el desalojo de centenares de vecinos y ha arrasado 1.500 hectáreas.