PROYECTADO POR CHILLIDA

Los hoteleros de Fuerteventura ven "estratégico" el proyecto de Tindaya

El Cabildo de Fuerteventura ha anunciado su renuncia al proyecto escultórico de Chillida en la montaña.

Canarias - 9/10/2019 EUROPA PRESS/Redacción Televisión Canaria
Informa: Almudena Betancor / Óscar Romero.
El presidente de la patronal turística de Fuerteventura (Asofuer), Antonio Hormiga, critica la renuncia que ha hecho el Cabildo de Fuerteventura al proyecto escultórico de Chillida en la montaña de Tindaya ya que se trata de una iniciativa "estratégica" para el turismo de la isla.

Para el presidente de Asofuer, resulta "peligroso" que el consejero Cultura y Patrimonio Histórico del Cabildo, Andrés Briansó, rechace públicamente el proyecto atendiendo "únicamente" a los criterios que establece su formación política, Unidas Podemos, sin tener en cuenta "al resto de formaciones políticas, el sentir de gran parte de la población, ni el interés general de una sociedad cuya principal actividad turística se centra en el turismo".

El presidente de los hoteleros destaca que el proyecto Montaña Tindaya es "estratégico" para fomentar el turismo cultural, de calidad y fundamentado en criterios de sostenibilidad, "que son los que permiten conjugar el respeto a la naturaleza y el medio ambiente y el desarrollo socioeconómico del entorno".

En esta línea, Hormiga invita a reflexionar "de forma pausada" sobre la idoneidad de continuar con esta iniciativa "dirigida a dar a conocer al mundo esta montaña sagrada de los 'mahos' y convertirla en monumento a la tolerancia", con el respaldo de un escultor de la talla de Eduardo Chillida que, por suerte para Fuerteventura, "tuvo la visión" de erigirla en la isla "ideando una asombrosa obra de arte que precisa de un grandioso proyecto de ingeniería".

Además, hace hincapié en la relevancia del proyecto para fomentar la apuesta de cambio del modelo socioeconómico de Fuerteventura porque "destinos de sol y playa hay muchos y, por desgracia, a unos precios contra los que no podemos competir".

Así, indica que hay que "tratar de definir un futuro de oportunidades para las generaciones venideras o volver a la Fuerteventura de hace treinta años, sin turistas, sin vecinos procedentes de otros lugares de la Península y del mundo y sin progreso".

Andrés Briansó, por su parte, expone "que hay que poner el foco en los valores reales de la montaña". El consejero insular resaltó que hay que hacer hincapié "en los valores de la fauna, la flora, los yacimientos y de toda la riqueza que tiene la montaña", con un cambio de lo que es ahora mismo la Casa Alta de Tindaya para convertirla en un centro de visitantes.