EMERGENCIA EN LAS AULAS

Los centros infantiles privados se convierten en casi la única opción para la conciliación

Guarderías y escuelas infantiles esperan el protocolo de la consejería de Educación para volver a acoger a los niños y se convierten, al no abrir los centros públicos, en una de las pocas alternativas para muchos padres.

Canarias - 5/22/2020 Mari Paz Bernal
Un grupo de niños en un Espacio de Apoyo Familiar. Un grupo de niños en un Espacio de Apoyo Familiar.
La entrada inminente en la fase 2 de la desescalada del Archipiélago canario, una de cuyas ventajas es la apertura de escuelas y centros infantiles de 0 a 6 años, sólo se va a concretar en la oferta privada y ésta llena de incertidumbres, por la no fijación de un protocolo por parte de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias.

“Sin dichos protocolos, sin poder dar la certeza a los padres de que sus hijos están en las mejores manos, no pueden abrir con la debacle económica que eso supone, para estos autónomos y para las familias que tampoco podrán conciliar su vida laboral y familiar sin poder dejar a cargo de profesionales a sus hijos ya que no pueden hacerlo, por salud, con familiares”, ha asegurado Juan Carlos Arricivita, presidente de Asociación de Trabajadores Autónomos en Canarias, ATA.

“La situación nos parece altamente preocupante, al Gobierno de Canarias se le llena la boca hablando de conciliación y de ayudas para que todos los trabajadores salgan adelante y a 48 horas de la autorización para abrir estos centros infantiles, no hay nada por escrito de cómo lo podemos hacer”.

Para Arricivita “¿quién se va a atrever a sacar a sus trabajadores de un ERTE si resulta que a los pocos días de hacerlo te obligan a cumplir unos requisitos que por ahora desconocemos; cómo le van a pedir a los autónomos que se reincorporen a sus trabajos si no pueden dejar a sus hijos con nadie, eso incluye a los abuelos, que ahora mismo son personal de riesgo?”, se pregunta.

En su opinión, no se puede entender “que la escuela pública se mantenga cerrada y se autorice al sector privado a abrir sin preocuparse de cómo lo va a hacer. Parece que es la consejera la que directamente tiene que hacer los trámites; se supone que tiene funcionarios que deben estar trabajando en ello aunque no lo parece”.

Los espacios de apoyo familiar, alrededor de 50 centros en Canarias, son otras de las opciones privadas que tienen los padres que tengan que volver al trabajo presencial. “Como nosotros no somos competencia de la Consejería de Educación sino que trabajamos bajo las normas de Sanidad, ya nos hemos adelantado y creemos que tenemos todas las condiciones necesarias para abrir”, explica Beatriz González Ortiz, responsable de Unikids Vegueta.

Secretaria general de la Asociación de Espacios de Apoyo Familiar, Beatriz añade que “nos vamos a dar una semana, la del 25 al 29 de mayo, para adaptarnos también al protocolo que va a sacar Educación para el resto de centro educativos infantiles, de forma que garanticemos por completo nuestro servicio a los padres y a los niños”.

Estos espacios han decidido abrir todos durante los próximos cuatro meses, “aunque va a depender mucho de los niños que atendamos, el futuro y la rentabilidad  de estos espacios”, aunque González Ortiz resalta, ante todo, “nuestra vocación de salvar el papel de la mujer trabajadora, que siempre es la sacrificada cuando no se puede mantener la conciliación y nuestra apuesta va para que no sigan siendo el sector más castigado en estas circunstancias”.

EN CIFRAS

El número de centros autorizados, centros con alumnado matriculado en 2017 por la Consejería de Educación es de 209, 71 con carácter público y 138 privados.

La provincia de Gran Canaria cuenta con 81 centros (27 públicos y 54 privados) y la provincia de Santa Cruz de Tenerife con 128 (44 públicos y 84 privados).

Las plazas autorizadas para toda la comunidad autónoma, dato de avance de 2018 de la propia consejería y el último publicado, asciende a 10163, desglosada la cantidad en provincias: Gran Canaria 4313 plazas (1966 para centros públicos y 2347 para privados), Tenerife, 5850 plazas (2193 para centros públicos y 3657 para privados).

El número de personal docentes en centros de Educación Infantil de 2017, sin tener en cuenta otro personal laboral, se cifra en 1253, teniendo en cuenta que la amplia mayoría son mujeres.