PRIMER CABILDO CONSITUIDO

Lola García (CC), primera presidenta del Cabildo de Fuerteventura y con aviso de censura

El secretario insular del PSOE y candidato socialista a la corporación, Blas Acosta, ha anunciado nada más terminar el pleno de investidura de García que su partido, Nueva Canarias-AMF y Podemos presentarán una moción de censura el próximo lunes.

Canarias - 6/21/2019 EUROPA PRESS / EFE
Lola García (CC) ha sido nombrada nueva presidenta del Cabildo de Fuerteventura --la primera mujer en 103 años de historia-- durante el Pleno de Constitución celebrado este viernes, aunque tiene en el horizonte una posible moción de censura de PSOE, NC-AMF y Podemos que pondría al socialista Blas Acosta como máximo dirigente de la Corporación insular.

En las elecciones del pasado 26 de mayo, CC-PNC ganó los comicios al Cabildo majorero con siete consejeros, los mismos que el PSOE, aunque los nacionalistas con unos 750 votos más, mientras que el PP obtuvo cuatro representantes, NC-AMF tres y Podemos-Equo-Sí Se Puede consiguió dos. La mayoría en la Corporación son 12 consejeros.

El secretario insular del PSOE y candidato socialista a la corporación, Blas Acosta, ha anunciado nada más terminar el pleno de investidura de García que su partido, Nueva Canarias-AMF y Podemos mantienen el pacto al que llegaron tras las elecciones para promover un cambio en el Cabildo y presentarán una moción de censura "probablemente el primer día hábil" para hacerlo, el próximo lunes.

En el Cabildo de Fuerteventura, gobernado por CC los últimos 20 años, los últimos comicios dejaron una corporación conformada por siete consejeros nacionalistas, siete del PSOE, cuatro del PP, tres de NC-AMF y dos de Podemos-Equo-Sí se puede.

Acosta ha explicado que la moción se registrará "lo antes posible", en cuanto PSOE y NC, terminen de perfilar los acuerdos de gobierno para un pacto de progreso en el Gobierno de Canarias.

Acosta ha recordado que este sábado "se presentará el pacto de progreso en Tenerife", el que conformarán PSOE, NC, Podemos y ASG en el Gobierno de Canarias, y ahí será donde "se terminarán de perfilar todos los acuerdos" que afectan al Cabildo majorero.

El hasta ahora vicepresidente del Cabildo ha reconocido que desde el primer momento ha habido intención por parte de las tres formaciones de "llegar a un acuerdo fundamentado en 88 medidas para un programa de gestión en el Cabildo durante los próximos cuatro años".

El pacto estaba pendiente de la decisión de las bases del PSOE, los acuerdos con NC en Gran Canaria y el Gobierno de Canarias y la consulta que lanzó Podemos a sus militantes en la que planteaba una moción de censura para convertir a Blas Acosta presidente y que fue refrendada por 133 votos a favor y 21 en contra.

Tras la jura o promesa del cargo de los diferentes consejeros, García ha declarado que afronta el cargo sabiendo que hay un "gran trabajo" por delante y una "responsabilidad compartida".

Así, invitó al diálogo al todos los grupos políticos de la Corporación insular. "Les he expresado --continuó-- nuestra disponibilidad a dialogar por el bien de Fuerteventura y a un diálogo sin límites. Mantendremos cada día esta disponibilidad".

"Encabezo un gobierno insular de cambio para progresar, garantizando la sostenibilidad de nuestro territorio y adoptando nuevas decisiones que corresponden a los retos que tenemos que afrontar", insistió.

García señaló también que el objetivo es avanzar hacia una sociedad multicultural y justa. "Cometeremos errores pero no cometeremos el error de no tomar decisiones", dijo para añadir que la que prioridad es mejorar la calidad de vida de los majoreros.

Al respecto, entendió que el reto más urgente de la isla es la atención a las personas y la planificación territorial y turística, algo que, matizó, se debe hacer "desde la sostenibilidad".

"Han tenido que pasar 103 años para que la sociedad de Fuerteventura tenga una presidenta del Cabildo. No ha sido fácil, han sido 103 años de espera y por eso me gustaría subrayar la relevancia que tiene este hecho", concluyó entre lágrimas.