RESCATE DE JULEN

Localizan el cuerpo sin vida del pequeño caído en un pozo en Málaga

Los equipos de rescate localizaron el cuerpo sin vida de Julen en la madrugada del sábado 26 de enero, trece días después de su caída. El pequeño chocó contra el suelo tras una caída libre de 71 metros.

España - 1/26/2019 Agencias/Redacción Televisión Canaria
El cuerpo sin vida de Julen, el niño de 2 años que cayó a un pozo profundo y estrecho el pasado 13 de enero en Totalán (Málaga), fue localizado sin vida a la 01:25 horas de la madrugada del sábado por los equipos de rescate,.

El pequeño Julen estaba atrapado en un túnel de 25 centímetros de diámetro y 107 metros de profundidad, perforado para realizar sondeos de agua.

Se ha activado la Comisión Judicial para investigar lo sucedido.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis ha apuntado que la posición del cuerpo del pequeño "hace determinar que la caída fue libre rápida hasta la cota que en la que se le encontró", que fueron unos 71 metros.

Comparecencia de Fernando Grande-Marlaska

El ministro comparecerá en la sede del Ministerio para trasladar su pésame a la familia del menor y agradecer el trabajo a todo el equipo de rescate que ha participado en la búsqueda, durante los 13 días que ha durado, especialmente al trabajo realizado por la Guardia Civil.

El Ministerio de Interior ya ha dado las condolencias a la familia a través de una publicación en el Twitter oficial donde también ha reconocido el esfuerzo de la Guardia Civil, de los mineros y de todo el equipo de emergencias.


Más de 300 efectivos en el operativo de rescate

El rescate, en el que viene colaborando desde el primer día un operativo de más de 300 efectivos que trabajan por turnos, se vienen sucediendo desde que el pasado 13 de enero se recibiera el aviso de caída de un menor por un agujero de 25 centímetros de diámetro y 110 metros de profundidad en la zona conocida como Dolmen del Cerro de la Corona de esta localidad malagueña.

El niño, que estaba con unos familiares en una finca, cayó en un orificio de prospección para buscar agua de pequeño diámetro pero gran profundidad. Desde entonces se activó un operativo para rescatarlo formado por efectivos de distintos cuerpos que han estado trabajando en el lugar día, tarde y noche sin descanso y haciendo frente a las grandes dificultades técnicas que se han ido encontrando, especialmente por la dureza del terreno.