NIÑOS Y ADOLESCENTES ESTARÁN EN LA AGENDA POLÍTICA

Las Palmas de Gran Canaria pide a Unicef ser reconocida como ciudad amiga de los niños

El área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria trabaja en el desarrollo de un nuevo plan de la infancia para cumplir todos los requisitos necesarios para obtener este sello.

Canarias - 11/29/2019 EFE
Salón Dorado en las Casas Consistoriales de Las Palmas de Gran Canaria durante la celebración del pleno. Salón Dorado en las Casas Consistoriales de Las Palmas de Gran Canaria durante la celebración del pleno.
El pleno del Ayuntamiento ha aprobado solicitar el sello de Unicef que distingue a las ciudades amigas de la infancia con el fin de mejorar las condiciones de vida de los menores mediante políticas municipales que garanticen su desarrollo integral.

Con motivo del Día Universal del Niño, el Consistorio ha aprobado por unanimidad una declaración institucional para reconocer su papel en la sociedad y promover sus derechos, ha informado en un comunicado la institución municipal.

Esta certificación implicará "incorporar a la infancia y la adolescencia en el centro de la agenda política" de la corporación, ya el programa de "Ciudades Amigas de la Infancia" tiene el objetivo de garantizar que los niños y adolescentes vivan en las mejores condiciones posibles y se sientan representados en la vida pública del municipio.

Para ello, el área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria trabaja en el desarrollo de un nuevo plan de la infancia para cumplir todos los requisitos necesarios para obtener este sello.

Así, destaca la nota, el Consistorio acaba de constituir una comisión técnica de la Infancia para dar voz a los niños y niñas de la ciudad y garantizar su derecho a la participación, a la educación, a la salud o a la protección.

La corporación local constituirá por primera vez el Consejo de Participación Infantil, un espacio de interlocución en el que los jóvenes podrán ejercer su derecho a participar en la vida pública, presentando al Gobierno local ideas, propuestas e inquietudes que afectan a sus condiciones de vida.

Ser "Ciudad Amiga de la Infancia" implica garantizar el derecho a la educación y a la salud, a la protección, la posibilidad de disfrutar de la vida familiar, la vida en un entorno seguro, así como a ser respetados y a jugar.