Las Palmas de G.C. licitará las obras de rehabilitación del "Pueblo Canario"

Las obras podrían comenzar el próximo mes de octubre.

Canarias - 10/08/2017 EFE
La Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha iniciado el proceso de licitación la primera fase de las obras de rehabilitación del conjunto arquitectónico "El Pueblo Canario", según ha informado hoy el concejal del área, Javier Doreste.

En un comunicado, el Consistorio capitalino destaca que ha recibido el informe favorable de la Comisión Insular de Patrimonio Histórico, del Cabildo de Gran Canaria, y que encomendará a la Sociedad de Gestión Urbanística (Geursa) el proceso de licitación, que asciende a 620.252 euros.

Este proyecto, que Urbanismo ha trabajado con la Concejalía de Turismo, se divide en tres etapas, la primera de ellas para tratar las cubiertas, arreglar las humedades provocadas por los jardines cercanos, consolidar las estructuras y garantizar la estabilidad estructural de todo el conjunto.

La segunda fase, que se ejecutará casi de forma simultánea a la primera, recuperará el bodegón como restaurante, que será sacado a concesión administrativa.

En la tercera fase, en la que se arreglará el museo, las tiendas, la plaza y la ermita, será la más delicada porque contempla varias mejoras de este bien de interés cultural, sobre todo en accesibilidad, servicios y seguridad.

Javier Doreste asegura que, después de unos 60 años "de descuido y falta de atención", el tripartito -gobierno formado por PSOE, Las Palmas Puede y Nueva Canarias- decidió actuar en el Pueblo Canario "respetando un espacio de un valor histórico, arquitectónico y cultural fundamental para la ciudad".

"Queremos ser rigurosos con la recuperación de la idea original del conjunto que idearon Néstor y Miguel Martín Fernández de la Torre", subraya el edil.

Con el visto bueno del Cabildo a esta intervención, el inicio de la rehabilitación del Pueblo Canario podrían comenzar en el próximo mes de octubre.

El concejal especifica que el delicado estado en el que se encuentra el inmueble, por haber carecido de intervención desde hace tanto tiempo, podría provocar retrasos en la obra y encarecer la financiación del proyecto.

"Aún así hemos sido muy cuidadosos y trabajamos con el asesoramiento del Cabildo y de profesionales externos para que la licitación de la segunda fase vaya casi en paralelo a la primera y que, la última, comience en el primer semestre del 2018", precisa Doreste.

La obra del conjunto arquitectónico será financiada con cargo al Fondo de Desarrollo de Canarias y cuenta con una inversión de 2,7 millones de euros.