EN BUSCA DE UN LUGAR DONDE ESTAR

Las ONG improvisan lugares donde acoger a los migrantes que llegan a Fuerteventura

El presidente del Cabildo, Blas Acosta, ha mostrado su indignación por la situación de "abandono" en la que han estado las personas que se encontraban alojadas en el recinto portuario.

Canarias - 6/10/2020 EFE
Un embarcación de Salvamento Marítimo ha trasladado este miércoles al puerto de Gran Tarajal (Fuerteventura) a 59 inmigrantes de origen subsahariano (42 hombres, 15 mujeres, un niño pequeño y un bebé) rescatados a unos 55 kilómetros de la isla, cuando se dirigían hacia Canarias en una lancha neumática. EFE/Carlos de Saá Un embarcación de Salvamento Marítimo ha trasladado este miércoles al puerto de Gran Tarajal (Fuerteventura) a 59 inmigrantes de origen subsahariano (42 hombres, 15 mujeres, un niño pequeño y un bebé) rescatados a unos 55 kilómetros de la isla, cuando se dirigían hacia Canarias en una lancha neumática. EFE/Carlos de Saá
Los 41 migrantes varones que llegaron en patera a Fuerteventura el pasado 3 de junio han sido acogidos por Misión Cristiana Moderna, cumplida su primera semana de cuarentena, en situación límite: "Los acojo porque, si no, se quedan fuera”, ha asegurado a Efe el pastor de esa comunidad religiosa, Ángel Manuel Hernández.

El pasado 3 de junio llegó al puerto de Gran Tarajal una patera con 59 personas de origen subsahariano a bordo que fueron alojadas en una nave del recinto portuario de Puerto del Rosario para que pasaran allí la cuarentena de 14 días que exige el Ministerio de Sanidad a todo el que llega a España desde otro país debido a la actual situación sanitaria por el coronavirus.

Durante las primeras 72 horas, el grupo estuvo bajo custodia de la Policía, un tiempo que sirvió para llevar a cabo la filiación de las 59 personas que viajaban en la lancha neumática, entre las que se encontraban 41 varones, 15 mujeres y un niño que hizo el trayecto migratorio junto a su padre.

La Policía decidió ampliar la vigilancia durante dos días más debido a la zona estratégica donde habían sido alojados: un puerto que a diario recibe tráfico de barcos y navieras.

Luego, una patrulla policial ha seguido haciendo rondas de vigilancia por la zona mientras que Cruz Roja se ha estado encargando de hacer el reparto del servicio de comida.

Fuentes cercanas a su custodia, han denunciado a Efe la situación "caótica" que se ha vivido estos días en el lugar, donde se encuentra también un hombre que dio positivo a covid-19 en las pruebas PCR. "Ni siquiera sabemos si (el caso de covid) ha permanecido aislado en la habitación o ha interactuado con los otros estos días", aseguran las mismas fuentes

La situación es tan compleja, que los propios policías de la Autoridad Portuaria han tenido que comprar esta mañana los desayunos de las personas que se encuentran en la nave del recinto portuario.

Cruz Roja Fuerteventura se hizo cargo anoche de las 15 mujeres y del padre que, junto a su hijo, viajaban en la patera, a los que ha hospedado en la Residencia de Estudiantes de Puerto del Rosario, a pocos metros de la Comisaría de la ciudad.

Tras horas de incertidumbre a lo largo de la mañana, la iglesia evangélica Misión Cristiana Moderna decidió hacerse cargo de los 41 varones a los que han trasladado desde el puerto a la llamada "nave del queso", un inmueble propiedad del Cabildo.

Hasta este momento, esa instalación acogía a otro grupo de 55 migrantes que llegaron en patera el 26 de mayo y que ayer completaron en ese lugar la cuarentena.

El pastor Ángel ha explicado a Efe que estas 55 personas han sido trasladadas al albergue de Misión Cristiana Moderna, organización que acoge ahora mismo a 195 inmigrantes y donde ya "no cabe ni una tacha".

El líder de Misión Cristiana Moderna ha denunciado la situación de "absoluto abandono" y la "megaimprovisación" con la que, a su juicio, el Gobierno central está actuando con los inmigrantes que llegan a Fuerteventura (280 en seis pateras, desde que comenzó el estado de alarma el pasado 15 de marzo).

La situación resulta "tan límite" que este pastor evangélico se plantea salir a la calle y a manifestarse "con todos ellos”, en busca de una solución por parte del Ministerio del Interior.

El presidente del Cabildo de Fuerteventura, Blas Acosta (PSOE), también ha mostrado este miércoles su indignación por la situación de "abandono" en la han estado los inmigrantes que se encontraban alojados en el recinto portuario.

Acosta pidió el pasado lunes recuperar los centros propiedad del Cabildo cedidos a Cruz Roja y Misión Cristiana Moderna para acoger a migrantes, el albergue de Tefía y la llamada nave del queso, y ha dado de plazo hasta el 27 de junio, justo cuando finaliza el estado de alarma. "A partir de ese día tendrá el Estado que ocuparse de ellos", ha manifestado.

El presidente del Cabildo ha apuntado a Efe que, tras este anuncio, el Gobierno central se ha comprometido a dar una solución habitacional Las ONGpara todas estas personas.