OBRAS PÚBLICAS

Las obras de la segunda fase de la carretera de La Aldea se inician el 25 de septiembre

Se trata de una actuación que está incluida en el Convenio de Carreteras con el Estado y que supone una inversión de 152 millones de euros y un plazo de ejecución de 65 meses a contar desde el inicio de las obras.

Canarias - 9/18/2019 EUROPA PRESS
El consejero de Obras Públicas del Gobierno canario, Sebastián Franquis. Imagen EUROPA PRESS El consejero de Obras Públicas del Gobierno canario, Sebastián Franquis. Imagen EUROPA PRESS
Las obras de la segunda fase de la nueva carretera de La Aldea (GC-2) se iniciarán el próximo 25 de septiembre, según ha puesto este miércoles de manifiesto el consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, durante la presentación de los detalles del proyecto El Risco-Agaete.

Se trata de una actuación que está incluida en el Convenio de Carreteras con el Estado y que supone una inversión de 152 millones de euros y un plazo de ejecución de 65 meses a contar desde el inicio de las obras.

Franquis afirmó que el próximo lunes, 23 de septiembre, se firmará el acta de comprobación de replanteo con la UTE adjudicataria, lo que permitirá activar el plan de seguridad y salud de la obra y, en la práctica, el arranque de estos trabajos en el plazo fijado por el propio consejero hace algo más de un mes.

En este sentido, la UTE formada por las empresas Acciona, Ferrovial Agroman, Lopesan Asfaltos y Construcciones y Bitumex, ha sido elegida por la Consejería de Obras Públicas, Transporte y Vivienda del Gobierno de Canarias para acometer un proyecto de solo 8,5 kilómetros de longitud pero que por su compleja orografía incluye la construcción de varias estructuras especiales, entre ellos ocho túneles, dos viaductos, un paso inferior y tres enlaces.

De 15 a 8,5 KILÓMETROS

Por su parte, la nueva vía de 8,5 kilómetros (km) sustituirá un trayecto de cerca de 15 kilómetros que actualmente se realiza por la GC-200, mientras que la nueva carretera se dividirá en tres tramos: un primer tramo de 1,13 km de calzada única; un segundo tramo de 2,78 km que discurre en calzadas separadas; y el tramo final, de 3,84 km, que vuelve a ser de calzada única.

El tramo El Risco-Agaete cuenta con tres enlaces situados en diferentes puntos, uno en la intersección de Agaete, otro en la intersección de El Risco y otro en la unión con la Fase I a la altura de Güigüi.

Los dos viaductos estarán situados en El Risco y el barranco de La Palma. El primero contará con una longitud de 522 metros y una anchura de 15 metros sobre un barranco de unos 70 metros de profundidad. En el caso del viaducto de La Palma la longitud será de 127 metros con una anchura variable, entre los 16 y los 12 metros.

Por último, este tramo constará de casi cinco kilómetros y medio de túneles, lo que le convierte en una vía prácticamente subterránea, ya que casi tres cuartas partes de su longitud discurrirá bajo tierra. La excavación de los túneles será la primera tarea que acometa la UTE ya que el objetivo es construir y poner en servicio los túneles bajo el Risco de Faneque en un plazo de 24 meses desde el comienzo de las obras de excavación.

Voladuras para el túnel en Faneque

Para la excavación en mina de este túnel en Faneque se utilizarán medios mecánicos y voladuras, controladas construyéndose dos túneles paralelos de algo más de dos kilómetros cada uno con un radio de 6 metros y un gálibo de 5 metros.

Asimismo, para iniciar los trabajos de perforación de los túneles, los operarios y vehículos de la UTE, máquinas excavadoras, palas y camiones hormigonera en su mayoría, se desplegarán desde la semana que viene en El Risco para preparar los accesos desde la GC-200 hasta la zona de trabajo de la boca sur de los túneles de Faneque.

Al mismo tiempo, comenzarán las obras para crear el acceso hasta la boca norte de este túnel realizando una ligera desviación de la actual carretera de La Aldea, un muro y una obra de drenaje.

También se ejecutará en estos primeros meses una rotonda junto al túnel de Güigüi. En los dos primeros meses de tarea también se habilitará un camino a la parte baja del barranco de El Risco para hacer sondeos y preparar los cimientos del futuro viaducto.

Sin incidencias en la GC-200

A pesar de la complejidad de la obra no está previsto que los trabajos de esta fase inicial afecten al tráfico de la GC-200 salvo en casos puntuales y por un periodo de pocas horas, cortes que serán advertidos con antelación a la población local.

Este tramo El Risco-Agaete completará el trazado de la GC-2 hasta La Aldea y sustituirá por completo a su finalización a la vieja carretera GC-200, conocida por ser considerada una vía peligrosa por los constantes los desprendimientos que obligan a clausurarla.

A la conclusión de este nuevo tramo en El Risco se reducirá en tres cuartas partes la duración del trayecto actual entre Agaete y El Risco quedándose en seis minutos cuando en la actualidad se precisan más de 20 minutos. Además se aumentará la seguridad de la vía al eliminar los puntos negros del trayecto de la actual GC-200.

Una vez completado este proyecto del tramo El Risco-Agaete, La Aldea, y el noroeste en general disfrutarán de una mejora sustancial de la conectividad con el resto de la isla, provocando un impacto positivo en la economía y el empleo de la comarca noroeste de la isla.

Además, la puesta en marcha de esta nuevo tramo de la GC-2 también supondrá un avance en las condiciones medioambientales de la zona ya que se evitará la emisión de grandes cantidades de CO2 a la atmósfera y permitirá una regeneración del terreno por donde transcurre la vieja GC-200, logrando un desarrollo mucho más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

Por último, el tramo El Risco-Agaete conectará con el tramo La Aldea-El Risco que entró en servicio en el año 2017, una vía de 10 kilómetros con un doble túnel de más de tres kilómetros, dos viaductos y un paso inferior que supuso una inversión superior a los 97 millones de euros.