Observatorio Regional del BBVA Research

Las comunidades turísticas, Canarias y Baleares, lideran la desaceleración de la economía

La reducción de turistas europeos por la reducción del gasto en los hogares y la mejora de la oferta de los paises mediterráneos, perjudica la economía insular.

España - 10/28/2019 EUROPA PRESS
Turistas en el aeropuerto. (INTERNET) Turistas en el aeropuerto. (INTERNET)
La economía española está creciendo más débilmente de lo que se anticipaba antes del verano y está ralentización se explica, además de por una ralentización del gasto de los hogares, por la falta de recuperación del turismo extranjero, según el Observatorio Regional del cuarto trimestre elaborado por BBVA Research

Las exportaciones de servicios turísticos se están frenando, entre otros factores, por la menor demanda europea, empeorando las perspectivas sobre todo para las comunidades insulares. Por el contrario el buen tono del turismo de negocios y urbano estaría detrás del comportamiento diferencialmente favorable de otras regiones como Madrid.

El mejor comportamiento del consumo en el Mediterráneo podría estar viéndose soportado, al menos en parte, en el mayor dinamismo del turismo nacional hacia este destino. Así, Andalucía y, en menor medida, la Comunidad Valenciana explican casi totalmente el incremento de las pernoctaciones de residentes nacionales en hoteles en España a lo largo de 2019.

Por otro lado, entre los otros destinos turísticos más tradicionales, las pernoctaciones de visitantes nacionales se desaceleran en Madrid, mientras que en Cataluña no se supera aún la atonía del turismo del resto de España, que se arrastra ya desde el año pasado.

Por lo que se refiere al empleo, el informe del BBVA indica que el buen comportamiento del sector turístico nacional en el sur y levante peninsulares permite mantener crecimientos aún elevados del empleo, sobre todo en la hostelería, lo que está suavizando los efectos del menor dinamismo de la actividad en otros sectores.

Así, en Andalucía, Murcia, la Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha el crecimiento del empleo en el sector hostelero se sitúa por encima del 1% trimestral en los primeros tres trimestres del año. Lo anterior permite a las tres primeras, junto a Madrid, encabezar el incremento de la afiliación total en 2019. Por el contrario, la contracción del empleo hostelero en Canarias se encuentra detrás del menor dinamismo en el mercado laboral.

COMPETENCIA

Con respecto al turismo exterior, los datos señalan un menor avance en las pernoctaciones de extranjeros en los principales destinos españoles como efecto, principalmente, de la menor demanda europea y de la competencia de los países mediterráneos que habían cedido visitantes con los episodios de tensión
geopolítica.

En particular, la ralentización del turismo en España se debe principalmente a la falta de recuperación del sector en Canarias (tras la contracción del año pasado), a la que se añade el reciente empeoramiento de la situación en Baleares.

En Cataluña, Comunidad Valenciana y, en menor medida Andalucía, las
pernoctaciones de extranjeros no muestran una elevada fortaleza. Por el contrario Madrid sigue mostrando un comportamiento favorable en estancias y pernoctaciones gracias al mantenimiento del buen pulso del turismo de negocios y urbano.

Así el crecimiento promedio del gasto de no residentes en lo que va de año es nulo para el conjunto de España, arrastrado por las caídas en Baleares y Andalucía, además de la atonía en Canarias, Cataluña y, pese a la mayor afluencia, también en Madrid. Tan solo en la Comunidad Valenciana el gasto turístico evoluciona de manera positiva.

De cara a 2020 la tendencia a la desaceleración continuaría en todas las comunidades autónomas, más intensa en las comunidades turísticas y sobre todo en las receptoras de turismo extranjero.

El informe indica que el aumento de la incertidumbre de política económica será otro condicionante de la actividad. La salida del Reino Unido de la UE es uno de los focos relevantes, al que Canarias y Baleares son particularmente vulnerables.

El informe destaca que si bien a largo plazo el efecto económico dependerá del desenlace de las negociaciones, "la incertidumbre actual al respecto puede estar teniendo un efecto negativo sobre la actividad".

Las comunidades españolas dependientes del Reino Unido son especialmente vulnerables. En este sentido, destaca el caso de Baleares y Canarias, donde el gasto de turistas británicos supone algo más del 10% del PIB regional y el de la Comunidad Valenciana, Andalucía y Murcia, cuyos ingresos provenientes por la venta de bienes y servicios turísticos a Reino Unido superan el 3% del PIB regional.

Precisamente este lunes la Unión Europea ha aceptado retrasar hasta el 31 de enero de 2020 la salida del Reino Unido del club comunitario, tal como había solicitado el primer ministro británico, Boris Johnson.