DEBIDO AL CORONAVIRUS

Las aerolíneas rusas suspenden todos sus vuelos desde y hacia China

El brote de coronavirus ha dejado hasta el momento más de 1.300 muertos en China y más de 60.000 afectados en todo el mundo.

Mundo - 2/14/2020 EUROPA PRESS
Coninúa aumentando la incidencia del coronavirus (imagen Europa Press). Coninúa aumentando la incidencia del coronavirus (imagen Europa Press).
Las autoridades de Rusia han anunciado la suspensión de todos los vuelos desde y hacia China por parte de las aerolíneas rusas a causa del brote de nuevo coronavirus chino, que ha dejado más de 1.367 muertos en China y más de 60.000 infectados en todo el mundo.

"Las aerolíneas rusas fueron informadas por adelantado de que, a partir de las 00.00 del 14 de febrero de 2020, se introdujo una prohibición temporal para la realización de vuelos chárter desde el territorio ruso al chino y viceversa", ha indicado en un breve comunicado la Agencia Federal de Transporte Aéreo de Rusia (Rosaviatsia).

Según ha informado la agencia de noticias Sputnik, la prohibición se refiere solo a las compañías rusas, mientras que las aerolíneas chinas podrán seguir realizando este tipo de vuelos.

La semana pasada, el ministro ruso de Transporte, Evgueni Ditrij, descartó la posibilidad de suspender por completo los vuelos con China por la propagación del virus.

El pasado 1 de febrero, Rusia limitó los vuelos con China y a partir del 4 de febrero introdujo la prohibición de tránsito desde China para ciudadanos extranjeros.

Aunque China es el epicentro del brote y el país más afectado, el coronavirus se ha extendido ya a otros países del sureste asiático y también se han detectado casos en Europa y América. Fuera de China, dos personas han fallecido a causa del virus. La primera en Filipinas y la otra en Hong Kong.

Los signos comunes de infección por el virus, cuyo nombre oficial es Covid-19, incluyen síntomas respiratorios, fiebre, tos y dificultades para respirar. En casos más graves, la infección puede causar neumonía, síndrome respiratorio agudo severo, insuficiencia renal e, incluso, la muerte.

En 2003, más de 600 personas habían muerto en China a causa del brote de SARS o síndrome respiratorio agudo que se detectó por primera vez en 2002, mientras que la cifra a nivel global alcanzó los 765 fallecidos.