TURISMO

Las aerolíneas de Thomas Cook trajeron a España 7,1 millones de turistas en 2018

En lo que va de año, hasta agosto, las cifras ofrecidas por Aena muestran un total de 4,72 millones de pasajeros.

España - 9/23/2019 EUROPA PRESS
Una oficina del turoperador Thomas Cook (Fotograma RTVC). Una oficina del turoperador Thomas Cook (Fotograma RTVC).
La quiebra de Thomas Cook puede suponer un golpe muy importante para el sector turístico español teniendo en cuenta que las aerolíneas de la agencia de viajes británica trajeron a España un total de 7,1 millones de viajeros el pasado 2018, según estadísticas del grupo Aena.

De este total de pasajeros 3,3 millones vinieron a través de Condor Flugdienst, otros 2,6 millones a través de Thomas Cook Airlines y otros 1,2 millones a través de Thomas Cook Airlines Scandinav, las tres aerolíneas con las que cuenta la compañía.

En lo que va de año hasta agosto las cifras ofrecidas por Aena muestran un total de 4,72 millones de pasajeros con picos de 400.000 en meses como julio y agosto. De ellos 2,3 millones provenían de Condor, 1,69 millones de Thomas Cook Airlines y otros 730.000 a través de Thomas Cook Airlines Scandinav.

Según datos de Aena, este lunes hay previstos un total de 46 vuelos (salidas y llegadas) en seis aeropuertos españoles que han sido cancelados tras el anuncio de quiebra de la compañía.

Los aeropuertos afectados son el de Fuerteventura, Gran Canaria, Lanzarote, Menorca, Palma de Mallorca y Tenerife sur.

Los hoteles españoles también se verán afectados de forma importante por esta reducción de llegadas. Cientos de hoteles españoles en las costas mediterráneas, Canarias y Baleares venden cada año parte de su capacidad a Thomas Cook.

Cese de operaciones

El grupo ha anunciado por Twitter esta mañana su quiebra y el cese de todas sus operaciones con efecto inmediato. De este modo se cancelan todas las reservas del grupo, que incluyen vuelos y vacaciones. "Pese a un esfuerzo considerable no queda otro remedio que ir a una liquidación voluntaria con efecto inmediato", aseguró la compañía.

Esto ha supuesto que 600.000 turistas, 150.000 de ellos británicos, se queden en diferentes lugares de todo el mundo, a falta de ser repatriados.

El gobierno británico ha anunciado que comienza ya a gestionar este retorno, en lo que será la mayor repatriación desde la Segunda Guerra Mundial. La Autoridad Británica de la Aviación Civil (CAA) es quien está coordinando la repatriación, como ya hizo en la quiebra de Monarch en 2017.