Lanzarote baja al nivel 2, y Gran Canaria y Tenerife se mantienen con medidas adicionales

Esas medidas reforzadas consisten básicamente en un adelanto del toque de queda, de las 23.00 a las 22.00 horas, y en una reducción de los aforos autorizados en las reuniones privadas y negocios de hostelería de seis a cuatro personas.

Canarias - 3/11/2021 Redacción Televisión Canaria
Sanitario en hospital. Imagen EFE. Sanitario en hospital. Imagen EFE.
El Gobierno de Canarias ha acordado que Tenerife, Gran Canaria y Fuerteventura, islas donde reside el 90 % de la población del archipiélago, sigan en nivel 2 de alerta covid (semáforo naranja), pero con restricciones reforzadas, porque "no se conforma" con la estabilización de sus datos.

Esas medidas reforzadas consisten básicamente en un adelanto del toque de queda, de las 23.00 a las 22.00 horas, y en una reducción de los aforos autorizados en las reuniones privadas y negocios de hostelería de seis a cuatro personas, han explicado el portavoz del Ejecutivo, Julio Pérez, y el consejero de Sanidad, Blas Trujillo.

En palabras del titular de Sanidad, en esas tres islas va a regir desde las 0.00 del lunes "casi un nivel 3", pero con dos diferencias importantes: Gran Canaria, Tenerife y Fuerteventura se libran por ahora de un cierre perimetral y no se prohíben las actividades de interior que vetaría el semáforo rojo (hostelería y gimnasios).

También habrá reducciones de aforo en otras actividades, que se perfilarán en el decreto correspondiente, pero no se va a suspender el deporte federado de ámbito regional e insular, como hubiera ocurrido de activarse en esas islas la alerta de nivel 3.

En cambio, el Gobierno canario certifica la evolución "tremendamente positiva" de los datos que presenta Lanzarote, bajando su nivel de alerta de 3 (semáforo rojo) a 2 (naranja), lo que a su vez implica el levantamiento del cierre perimetral al que estaba sometida esa isla.

Blas Trujillo ha recordado que Lanzarote es, por el momento, la única isla donde fue necesario activar el máximo nivel de alerta, el 4 (semáforo marrón), con suspensión de toda actividad no esencial desde las 18.00 horas, e incluso fue preciso reforzar la sanidad.

En esa isla, ha recalcado el consejero, el compromiso y la respuesta de los equipos sanitarios ha sido muy efectiva y los niveles de propagación de la covid-19 y de ocupación de las plazas hospitalarias han mejorado en las últimas semanas.

Trujillo ha remarcado que La Gomera, El Hierro y La Palma siguen en niveles "envidiables", dentro de lo que supone esta pandemia (las tres islas están semáforo verde), pero al Gobierno de Canarias le preocupa sobre todo la evolución en las islas más pobladas.

El Gobierno de Canarias "no se conforma" con la línea recta, ligeramente al alza, que marcan las gráficas de Gran Canaria, Tenerife y Fuerteventura y "tiene ya alguna experiencia" de que "hay que adelantarse" cuando esos indicadores marcan esa tendencia.

Los dos consejeros han explicado además que el endurecimiento de las restricciones en esas islas responden, además, a una intención de preparar a la comunidad autónoma para el periodo vacacional de final de mes, en el de Semana Santa, en el que es previsible que la movilidad de los ciudadanos dentro de Canarias aumente.

El Gobierno canario espera que si llega algún turismo en Semana Santa será solo interior y extranjero, porque toda la península estará sujeta a cierres perimetrales. Y la semana próxima analizará cómo será la movilidad interna en las islas y entre islas.

Todo ello, ha precisado Trujillo, siempre que ninguna isla suba a nivel 3, lo que implica que quedaría cerrada, salvo a para los desplazamientos esenciales marcados en la legislación.

En cuanto a la vacunación, el portavoz del Ejecutivo ha señalado que entre este jueves y el viernes se alcanzará la cifra de 200.000 dosis administradas, con unos 60.000 canarios ya inmunizados (con la pauta de dos inyecciones ya cumplida), una cifra que ha considerado significativa, aunque "modesta" (4,5 % de la población diana).

Pérez ha dicho que, si las previsiones de llegada de suministros anunciadas por el Gobierno de España y la Comisión Europea se cumplen, Canarias mantiene que podrá conseguir sus objetivos de vacunación a lo largo del verano, lo que a su vez prepararía el terreno para una reactivación "segura" del turismo.

A este respecto, el titular de Sanidad ha añadido que las nuevas partidas ya comprometidas permitirán alcanzar "velocidad de crucero" en la administración de vacunas en abril, con la llegada además de una nueva monodosis, la de Johnson & Johnson, autorizada hoy.

Durante la rueda de prensa, Blas Trujillo ha defendido que, durante este periodo de pandemia, Canarias ha sido la comunidad que más actividad ha mantenido por sí misma dentro de las restricciones, pese al impacto enorme que supone el freno al turismo.

De hecho, ha señalado que si en este momento hay comunidades que tienen mejores indicadores de Canarias, es porque vienen de casi dos meses de cierre perimetral y parón casi general de sus actividades.