ECONOMÍA

La patronal de la construcción pide que se externalice la verificación de las licencias

Los empresarios piden que se agilicen los proyectos para que hay capital y se quieren poner en marcha para impulsar la economía.

Canarias - 11/29/2020 Saúl García Crespo
Edificio en construcción. (INTERNET) Edificio en construcción. (INTERNET)
El sector de la construcción se ha presentado a sí mismo desde el inicio de la pandemia como uno de los sectores económicos, o el principal, para impulsar la economía del Archipiélago en los próximos meses. El sector considera que cumple los requisitos para generar inversión y empleo de forma inmediata. La patronal alega que hay capital y hay proyectos, pero que falta un elemento clave: la construcción no acaba de arrancar porque la Administración es un freno.

Desde hace varios meses, algunas voces hablan de la necesidad de acortar la burocracia para que las licencias se pongan en marcha. El presidente del Cabildo de La Gomera y presidente del grupo parlamentario de ASG, Casimiro Curbelo, propuso en julio que las administraciones favorecieran la construcción y rehabilitación de vivienda pública y que se aprobara un plan de alquiler social. Apostaba por impulsar la inversión pública en infraestructuras.

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, también destacó recientemente el papel del nuevo Plan de Vivienda de Canarias, que llegará hasta 2025, “para la reactivación económica del Archipiélago”. El Plan dibuja una inversión de 181 millones en 2021 y otros 60 para impulsar la construcción y la rehabilitación

Freno administrativo

Los empresarios consideran que hace falta mover ficha. El presidente de la Federación provincial de empresarios de la construcción en Santa Cruz de Tenerife, Óscar Izquierdo, considera que se deben agilizar los procedimientos administrativos para construcción de nueva planta pero también para renovación.

Su homóloga en la otra provincia, Salud Gil, dice que “la burocracia es un mal endémico” porque se legisla bajo un prejuicio con el sector de la construcción. “Las leyes se contradicen, están hechas tan entrampadas que están unas en contra de otras y lo que abren por un sitio se cierra por otro”, asegura.

El sector considera que no se pueden tardar varios años en resolver sobre una licencia y que hace falta “recapitular” y buscar mecanismos “de procedimientos no ideologizados” para simplificar. Las oficinas técnicas de los ayuntamientos están colapsadas o no son eficaces. La patronal considera que es imposible cuantificar los proyectos que están estancados.

El Parlamento canario acaba de apoyar por unanimidad la convalidación del decreto ley del Gobierno central de medidas urgentes de impulso de los sectores primario, energético, turístico y territorial, como proyecto de ley. Pa Salud Gil, esa vocación de simplificación ya se ha visto frustrada porque ahora los grupos políticos tendrán hacer enmiendas. Lo que pide la patronal es que se modifique un artículo de la Ley del Suelo, el 349, para que se valide como si fuera una licencia un visado de conformidad otorgado por una empresa homologada.

Eso supondría externalizar la verificación de las licencias. Salud Gil apunta que así no se pasaría por un “peregrinaje administrativo” y sería más eficaz. Destaca que podrían agilizar ahora mismo las viviendas protegidas porque también proponen que tenga un tratamiento diferenciado del resto de licencias, similar al trámite de las viviendas públicas. Además solicitan que se declaren de emergencia las obras públicas, lo que permite llevar una tramitación más rápida.

Gil subraya que “es un momento crítico para la vida económica y social y que se trata de dar la oportunidad de simplificar y generar economía” porque ahora el sector está viviendo de la cartera de obras ya existente. “No hay obras nuevas y sin embargo hay capital disponible proyectos”, insiste.

Reserva de Inversiones

Los empresarios solicitan que se pueda ampliar la aplicación de los fondos de la Reserva de Inversiones de Canarias (RIC) para otros supuestos relacionados con la construcción y que serviría para rehabilitación de hoteles o para ampliar el parque de viviendas de alquiler.

A principios de noviembre se presentó en un hotel de Las Palmas de Gran Canaria una nueva sociedad de inversión, RIC Private Equity, que pretende reunir el capital de pequeños o medianos empresarios para acometer grandes proyectos turísticos o invertir en la instalación de energías renovables, en tecnologías de la información o proyectos de economía asistencial. En la presentación se destacó la posibilidad de llevar a cabo rehabilitación de hoteles para que queden en manos canarias.