ARTE

La Palma recuerda con una exposición la estancia de Gunter Grass en la isla

El Nobel residió en casa de su hijo en Puntallana entre finales de 2007 y principios de 2008.

Cultura - 5/23/2019 EFE
Imagen EFE. La muestra recoge una selección de obra realizada por el Premio Nobel de Literatura. Imagen EFE. La muestra recoge una selección de obra realizada por el Premio Nobel de Literatura.
El Cabildo de La Palma muestra hasta el 26 de julio una colección de obra plástica, pinturas y esculturas, realizadas por el Nobel de Literatura Günter Grass, entre los que se encuentra 12 dibujos inéditos realizados durante la su estancia en la isla.

La exposición titulada 'La otra mirada de un Nobel: un paseo con Günter Grass por la Isla de La Palma' mantiene viva la huella del paso de este artista por la isla, informa el Cabildo.

El presidente del Cabildo de La Palma, Anselmo Pestana, y el consejero insular de Cultura y Patrimonio Histórico, Primitivo Jerónimo, han visitado la muestra guiados por la directora del Museo Insular de La Palma y comisaria de la exposición, Isabel Santos.

La exposición recoge 86 pinturas, en su mayoría acuarelas, dibujos y grabados, y 15 esculturas de la Fundación Günter und Ute Grass, además de 12 dibujos de la Colección Würth Collection, recortes de artículos de trabajo del Fondo Blaauvboer-Rodríguez Castillo de la Biblioteca Insular Pérez Vidal.

El autor de 'El tambor de hojalata' residió durante unos meses en la isla de La Palma, en la casa de su hijo, Raoul Grass, en Puntallana entre finales de 2007 y principios de 2008 y plasmó en sus pinturas algunos elementos de su paisaje natural, como los dragos, entre otros motivos.

Precisamente, en un contacto entre la Presidencia del Cabildo y el hijo del literato, surgió la idea de esta exposición, en la que la familia ha colaborado y la Colección Würth, propietaria de la obra realizada en la isla de La Palma, compuesta de 12 dibujos ejecutados al natural, y la Fundación Günter und Ute Grass.

Según el Cabildo, en esta exposición se muestra lo que muchos críticos describen como una autobiografía sobre la obra escrita de Cinco decenios y a la que el propio autor define como “apuntes de taller”.

La comisaria de la muestra, Isabel Santos, ha dicho que sus manuscritos se convierten en dibujos, y en ellos plasma de manera realista lo que imagina, "atrapando esa realidad en esculturas y cuadernos fantásticos que pertenecen a un realismo vivido”.

Isabel Santos ha destacado que en esta exposición quienes acudan a verla se adentrarán en un mundo que Grass exhibe a través de sus dibujos, acuarelas y esculturas “que nos presenta temas relacionados con peces, gallinas, rostros, cocineros, anguilas, ratas y paisajes que han salido de sus novelas o que le han llevado a escribir sus relatos".

"Su arte es espontáneo: sus trazos de líneas y su plástica permite conocer el proceso incesante de su creación. Relata sus historias e imprime poemas con sus pinceles en un mundo muy singular y particular”, agrega la experta.

La comisaria de la exposición ha explicado que la máquina de escribir Olivetti es el elemento que, en primera instancia, invita a realizar el recorrido expositivo que comienza en una primera sala donde los rostros se mezclan con escenas de 'El tambor de hojalata' y de 'El rodaballo', y concluye con cocineros que dan paso a la segunda sala, en la que las ratas invaden el mundo, una alegoría futurista.

En la segunda planta, se encuentra al sapo, en alusión al hecho de que los alemanes creen que el croar de este animal anuncia desgracias y malos presagios.

Distintos paisajes de naturaleza ejecutados en La Palma y en otros lugares de Alemania presentan, según Santos, a un Günter Grass relajado.