TRAS LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES

La ONU hace un llamamiento urgente a la "pacificación" en Bolivia

Las elecciones celebradas el pasado 20 de octubre y que ha dado la victoria en primera vuelta al actual presidente, Evo Morales, por un estrecho margen sobre el candidato opositor Carlos Mesa.

Mundo - 10/30/2019 EUROPA PRESS
Protestas en Bolivia tras las elecciones (imagen Europa Press). Protestas en Bolivia tras las elecciones (imagen Europa Press).
El Sistema de Naciones Unidas en Bolivia ha hecho un llamamiento urgente este martes a la "pacificación en Bolivia ante la crisis desatada a raíz de las elecciones celebradas el pasado 20 de octubre y que ha dado la victoria en primera vuelta al actual presidente, Evo Morales, por un estrecho margen sobre el candidato opositor Carlos Mesa.

Tras mostrar su "preocupación ante los graves hechos de violencia ocurridos en diferentes departamentos del país", la organización ha lamentado "profundamente los enfrentamientos entre los ciudadanos" en un comunicado. Así ha hecho referencia a la situación vivida en las calles del país, donde miles de personas han acusado al Gobierno de fraude mientras los seguidores de Morales han defendido su legitimidad.

"Naciones Unidas hace un llamado clamoroso y urgente a los actores políticos, a los sectores sociales y a todas y todos los bolivianos a reducir tensiones y rechazar todo acto de violencia en estos difíciles momentos que enfrenta el país", indica el documento.

Asimismo, ha apelado a las autoridades competentes para que garanticen el ejercicio de los derechos fundamentales de todas las personas, incluyendo "la libertad de expresión, opinión y el derecho de manifestarse pacíficamente".

En este sentido, ha pedido que "cumplan con su obligación de proteger a toda persona de cualquier acto de violencia". El texto pide a "los diferentes sectores de la población que su derecho a la protesta se desarrolle sin incitar a la confrontación y bajo ninguna forma de discriminación".

"El Sistema de las Naciones Unidas en Bolivia recuerda que la violencia en todas sus formas es incompatible con los valores de un sistema democrático e insta a que todos los sectores contribuyan a la preservación de un clima de tolerancia, de paz y de respeto a los derechos humanos", subraya.

Además, ha ratificado su convicción de que se debe promover el diálogo para encontrar "vías de solución a los desafíos actuales del país y resguardar la integridad de todas las personas".