La ONCE ayuda a 310 discapacitados a encontrar un empleo en Canarias

Se trata de los Programas Operativos de Empleo Juvenil (POEJ) y de Inclusión Social y de la Economía Social (POISES), que desarrolla Inserta Empleo, entidad dependiente de la Fundación.

Integración - 5/24/2017 EFE
Más de 300 personas con discapacidad han conseguido un empleo en Canarias al participar en dos programas de formación e inserción laboral que la Fundación ONCE inició en enero 2016 y con los que ha formado hasta ahora a 753 alumnos y ha atendido a 1.132 beneficiarios.

Se trata de los Programas Operativos de Empleo Juvenil (POEJ) y de Inclusión Social y de la Economía Social (POISES), que desarrolla Inserta Empleo, entidad dependiente de la ONCE, según ha informado hoy en una rueda de prensa su directora general, Virginia Carcedo.

La responsable de Inserta Empleo ha destacado que la inserción laboral de las personas con discapacidad es "todo un reto", al tiempo que ha precisado que el objetivo de estos dos programas, que se desarrollarán hasta 2020, es llegar a 2.582 beneficiarios, formar a 3.438 alumnos y facilitar el acceso al mercado laboral a 620 personas.

Carcedo ha explicado que el POEJ está destinado a jóvenes de entre 16 y 29 años, mientras que el POISES está dirigido a desempleados de más de 30.

Ambas iniciativas cuentan con financiación del Fondo Social Europeo, que ha exigido una gestión transparente de los fondos y ha marcado unos objetivos ambiciosos a ambos programas.

"La Unión Europea ha concedido estos programas porque hemos renovado su confianza en un momento en que los ciudadanos necesitan ver lo que las instituciones europeas hacen por ellos", ha resaltado Carcedo.

La UE pretende que en España se beneficien de estos programas 66.800 personas, que 30.800 de ellas reciban formación laboral y que 16.700 obtengan un contrato de trabajo.