La isla sigue sin contagios, pero los hoteles seguirán cerrados hasta el invierno

El recuento del Servicio Canario de Salud (SCS) contabiliza 67 altas desde el inicio de la pandemia. En dos días se han hecho 108 pruebas más de PCR. El turismo depende, sobre todo, del mercado alemán.

Coronavirus (Covid-19) - 5/16/2020 EFE / Televisión Canaria
Informan Mónica Gómez / Lorenzo Lorenzo.
La Palma sigue sumando cero contagios en la lucha contra el coronavirus después de que en los dos últimos días no se registrara ningún positivo en las 108 pruebas de PCR realizadas en la consulta descentralizada de Cornahado.

Según ha informado este sábado la gerente del Hospital de La Palma, Mercedes Coello, el número de casos activos se mantiene en 25, ninguno de ellos ingresado en planta hospitalaria, y se encuentran en aislamiento domiciliario bajo el control médico.

El número total de altas médicas es de 67 y los fallecidos desde que se decretó el estado de alarma es de seis.

Mercedes Coello sigue instando a la ciudadanía palmera a mantener las más estrictas medidas de protección y seguridad y a no bajar la guardia en ningún momento.

"Mucho ánimo y a seguir poco a poco avanzando en esta nueva realidad. Aquí seguimos luchando por la vida y por nuestro día a día. Aquí seguiremos luchando para salir de esta primera ola de la pandemia, reforzados y más sabios", señala la gerente.

Pendientes de novedades

Pero aunque se dé este paso, y La Palma pueda iniciar la fase 2 en no mucho tiempo, la isla seguirá con los hoteles a puerta cerrada.

De hecho, la previsión del sector turístico es mantenerse inactivos al menos, hasta el inicio del invierno, dejando en las principales zonas turísticas de la isla, como son Los Cancajos y Puerto Naos, una imagen poco habitual.

Un asunto sobre el que ha aportado su valoración Óscar León, el presidente de CIT Tedote.

El sector turístico de La Palma depende de las conexiones internacionales, teniendo en Alemania uno de sus principales mercados con más del 70% de los visitantes que cada año llegan a la isla. Con la operatividad en mínimos, reabrir no es rentable.

Promocionar a La Palma como destino seguro es la apuesta del sector de cara a poder retomar su actividad en los últimos meses del año.