SUCESOS

La Guardia Civil detiene a diez personas y desmantela una banda que traía droga a Tenerife

Los miembros del grupo contactaban con la organización de Venezuela, que se encargaban de conseguir la cocaína en Colombia, y elegía a la persona que debía trasladarla hasta la isla.

Canarias - 4/16/2019 EFE
Momento de la detención de algunos de los miembros de la banda. Momento de la detención de algunos de los miembros de la banda.
La Guardia Civil ha detenido a diez personas y ha desarticulado dos organizaciones criminales dedicadas a la venta de grandes cantidades de droga procedente de Sudamérica en el sur de Tenerife y las localidades madrileñas de Parla y Fuenlabrada.

Una nota de la Guardia Civil ha informado de que, además de la incautación de 2,5 kilos de cocaína, se ha procedido a la detención de diez personas como presuntos autores de distintos delitos como tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal y blanqueo de capitales.

La investigación se inició en el sur de Tenerife cuando los agentes del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga de la Comandancia de Santa Cruz de Tenerife tuvieron conocimiento del asentamiento de una organización criminal liderada por ciudadanos de origen venezolano que se habían trasladado a la isla al parecer establecer una ruta de tráfico de cocaína procedente de Sudamérica.

Según el relato policial, la organización aprovechaba la experiencia de una persona de nacionalidad colombiana, que llevaba residiendo en la isla más de 10 años y que contaba con una amplia red de contactos y capacidad, lo que le permitía realizar transacciones de grandes cantidades de droga.

Al parecer los miembros del grupo contactaban con la organización de Venezuela, que se encargaban de conseguir la cocaína en Colombia, y elegía a la persona que debía trasladarla hasta la isla de Tenerife, para lo que tomaban grandes medidas de seguridad en todos sus trayectos.

Durante la investigación, los agentes de la Guardia Civil detuvieron a una persona que llevaba gran cantidad de cocaína oculta en el interior de su cuerpo así como otras cuatro personas presuntamente pertenecientes a esta organización.

Tras esta primera fase, los agentes del EDOA detectaron otra organización compuesta por ciudadanos dominicanos y asentada en la localidad madrileña de Parla.

Esta organización también se dedicaba a realizar envíos de cocaína a través de correos humanos tanto a Tenerife como a otros municipios madrileños como Parla o Fuenlabrada.

Finalmente los agentes detuvieron a otras cinco personas y realizaron un total de 8 registros entre los domicilios de los miembros de la organización.

Siete de los detenidos han entrado en prisión y los otros tres han sido puestos en libertad con cargos, informa la nota de la Guardia Civil.