Operación OPSON IX

La Guardia Civil detiene a 59 personas por fraude alimentario

La Benémerita ha detectado más 900 infracciones y se han intervenido más de 119 toneladas y 38.300 litros de alimentos y bebidas falsificadas, en una operación coordinada por Europol.

España - 7/25/2020 EFE
Un momento del operativo de la Operación OPSON IX. Foto Web RTVC. Un momento del operativo de la Operación OPSON IX. Foto Web RTVC.
La Guardia Civil ha detenido a 19 personas y ha imputado 40 en una operación europea contra el fraude alimentario en la que se han detectado más de 900 infracciones y se han intervenido más de 119 toneladas y 38.300 litros de alimentos y bebidas falsificadas.

Se trata de la operación Opson IX contra el fraude agroalimentario, coordinada por Europol y liderada en España por la Guardia Civil, que ha llevado a cabo cerca de 3.000 inspecciones y controles en centros de distribución, almacenes, superficies comerciales, medios de transporte contenedores y depósitos fiscales, puertos y aeropuertos.

Así se han detectado más de 900 infracciones administrativas y 23 penales, con 19 personas detenidas y 40 investigadas a las que se imputan delitos contra la salud pública, falsedad documental, contra los consumidores y estafa, detalla la Dirección General de la Guardia Civil.

Durante el primer semestre de 2020 la Guardia Civil ha intensificado, a pesar de la pandemia, la amenaza que supone el fraude alimentario, sobre todo por la elaboración y distribución de productos falsificados o de baja calidad.

Se han detectado fraudes como la falsificación de documentos sobre lechazo de origen francés que se vendía con indicación geográfica protegida de Castilla y León, la elaboración de vinos y mostos adulterados con azúcares o la distribución a nivel nacional de pizzas desde un local que no tenía las condiciones higiénicas debidas.

Este año han participado 83 países en la operación Opson, con lo que se consolida el incremento de territorios que se suman, con un balance de 400 detenidos en toda Europa y un fraude total de más de 28 millones de euros y la retirada de 5.000 toneladas de alimentos.

Entre las actuaciones de la Guardia Civil destaca una en Ciudad Real con 17 personas detenidas o imputadas por introducir 40,7 millones de isoglucosa como si fuera mosto concentrado o rectificado, y 38,7 millones de litros absolutos de alcohol haciéndolos pasar por aguardiente de vino.

El Seprona de Barcelona detuvo a 15 personas e investigó a otras 13 por fraude relacionado con carne de caballo: se investigaron más de 10.000 caballos de explotaciones ganaderas para comprobar si tenían pasaportes falsificados que les permitieran vender su carne para consumo humano, detectándose que más de 300 animales ya sacrificados incumplían la normativa.

También se intervinieron 185 pasaportes por presentar indicios de falsedad documental y se comprobó que más de 100 equinos incumplían la normativa española y europea para sacrificio y venta al consumidor.

El Seprona de Madrid llevó a cabo una operación relacionada con la transformación de producto ibérico de cebo, encontrando diferentes irregularidades. Han sido incautados casi 6.000 envases con productos ibéricos loncheados con documentación y trazabilidad falsa.

En Burgos el Seprona investiga a tres personas por fraude en la comercialización y venta de lechazo francés como si fuera de Castilla y León, demostrándose la venta de 57 lechazos con origen falso y de 940 lechazos de dudosa procedencia que eran comercializados por una empresa de Madrid.

También en Huesca el Seprona investigó a una persona por fraude en el etiquetado de botellas de vino, y en Zaragoza detuvo a dos personas y se incautó de más de 12.000 pizzas en diferentes establecimientos por incumplir las medidas higiénico-sanitarias.