Se deshacían del material robado en pocas horas.

La Guardia Civil desarticula un grupo criminal dedicado al robo en viviendas en Tenerife

El juez ordena el ingreso en prisión de cinco de los siete denidos miembros de una banda dedicada al robo con fuerza en viviendas habitadas y a los que se les atribuye 17 robos cometidos en el norte de la isla de Tenerife.

Canarias - 12/3/2020 EFE
Momento del traslado de los detenidos. (GUARDIA CIVIL) Momento del traslado de los detenidos. (GUARDIA CIVIL)
La Guardia Civil ha detenido a siete personas por su presunta pertenencia a un grupo dedicado al robo con fuerza en viviendas habitadas y a los que se les atribuye 17 robos cometidos en el norte de la isla de Tenerife.

Una nota de la Guardia Civil informa de que la operación policial, denominada STEIGEN, se inició el pasado mes de mayo con la finalidad de esclarecer una serie de delitos de robo con fuerza en viviendas habitadas.

Al parecer los miembros de este grupo hacían un escrupuloso estudio a sus víctimas días previos a los robos con vigilancias en los domicilios y de esta forma conocer los hábitos de los moradores y de esta forma evitar ser sorprendidos durante la comisión del delito.

En algunos robos superaron los diez mil euros en efectos sustraídos.

Además, según informa la Guardia Civil, contaban con la infraestructura suficiente como para deshacerse de los objetos sustraídos apenas unas horas después de la sustracción y conseguían transformarlos en dinero, lo cual dificultaba de manera exponencial la investigación policial.

Según añade la nota, gracias a los beneficios que obtenían por los robos, los presuntos autores llevaban una un alto nivel de vida, disfrutando de fines de semana en hoteles de lujo en el sur de la isla de Tenerife, embarcaciones de recreo y vehículos de alta gama que cambiaban de manera habitual.

Los agentes de la Guardia Civil pertenecientes a la Unidad Orgánica de Policía Judicial, consiguieron demostrar la vinculación de los 7 acusados con al menos la comisión de 17 hechos delictivos de similares características llevados a cabo con el mismo sistema.

Tras ello, se estableció un dispositivo, con la previa autorización judicial, para llevar a cabo entradas y registros en los domicilios de todos los acusados y que estaban ubicados en las localidades de La Matanza, Santa Úrsula, San Cristóbal de la Laguna y Santa Cruz.

Durante los registros, los agentes incautaron herramientas y prendas de vestir que supuestamente empleaban los acusados para cometer los delitos, así como grandes cantidades de dinero en efectivo, vehículos y objetos de alto valor tales como joyas, relojes de alta gama, teléfonos móviles, tablets, ordenadores y televisores.

Todos lo encontrado está siendo analizado para estudiar posibles vinculaciones con otros hechos delictivos.

Tras puesta a disposición judicial de los siete detenidos en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de los de Granadilla de Abona (Tenerife), quien ha dirigido la operación junto con la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Tenerife, se dictó auto de ingreso en prisión de cinco de ellos, al considerarlos los presuntos autores materiales de los robos.

La Guardia Civil indica que a estos detenidos les consta un amplio historial delictivo y son conocidos por los agentes de la unidad encargada de la investigación, por haber sido detenidos en operaciones anteriores.

La Guardia Civil indica que con la detención e ingreso en prisión de cinco de los integrantes del Grupo Criminal, se da por desarticulado el mismo, esclareciendo un gran número de delitos contra el patrimonio en diversas localidades de la isla de Tenerife.